Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell. EFE/Toni Albir

El Sabadell se quedará en casa tras la experiencia de TSB

stop

El consejero delegado del Sabadell, Jaume Guardiola, asegura que este año no harán compras y se concentrarán en integrar el británico TSB

Barcelona, 28 de abril de 2017 (17:55 CET)

Banc Sabadell no está estudiando más compras. Uno de los bancos españoles más activos a nivel corporativo en la última década ha decidido dejar de mirar las oportunidades de mercado y centrarse en lo que tiene, que no es poco. La tarea de integrar el británico TSB le está costando esfuerzo y está mermando su beneficio.

Sabadell cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 216,1 millones de euros, un 14,3% menos que en los mismos meses de 2016 por los costes de integración de TSB. El banco ha costado unos costes extraordinarios de 100 millones de libras que irá imputando durante todo el año. En el primer trimestre la merma ha sido de 30 millones. Sin tenerlo en cuenta, el incremento habría sido del 7,1%.

Este sobrecoste puede poner en duda el objetivo del Sabadell de ganar 800 millones de euros este año. Su consejero delegado, Jaume Guardiola, lo ha negado: “A lo largo del año, esta tasa [la caída de beneficios del 14%] se irá poniendo en positivo”. De hecho, el banco podría ganar 1.250 millones si cierra la venta del estadounidense United Bank, que le aportará unas plusvalías de 447 millones, aunque sería mediante extraordinarios.

El Sabadell ya tiene bastante con la integración de TSB, que le ha restado 30M de beneficio

Termine el año como termine a nivel de resultados, el crecimiento tendrá que ser orgánico: “Este 2017, el foco es absolutamente orgánico, con la prioridad de la migración de la plataforma de TSB y la venta de United”, aseguró Guardiola. Quedó claro que ya tienen bastante trabajo intentando integrar el TSB, sobre todo cuando se le preguntó por operaciones corporativas en el Reino Unido: “Lo mismo que he dicho para España”.

En el Reino Unido hay un riesgo añadido: el brexit, con unas elecciones en el horizonte que pueden dirigir el país hacia una desconexión dura de la Unión Europea. Guardiola minimizó su impacto sobre el Sabadell: “Nuestro banco es un banco retail, no tiene afectación City”. No obstante, no pudo negar que si la economía británica se deteriora, el negocio de TSB se resentirá.

Sabadell se borra así de las quinielas sobre el futuro del Popular, del negocio español de Deutsche Bank y del británico Co-operative Bank. También lo hizo Caixabank, que está concentrado en la integración del portugués BPI. Pero a diferencia del Sabadell con TSB, al banco que dirige Gonzalo Gortázar de momento BPI le genera beneficios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad