Un alto cargo de la OCDE alerta de una avalancha de bancarrotas a nivel mundial

stop

El economista canadiense William White, antiguo economista jefe del Banco de Pagos Internacionales, ratifica la teoría de otros analistas de renombre: se avecina una ola de impagos en todo el mundo

El economista canadiense William White.

Madrid , 26 de enero de 2016 (20:19 CET)

La crisis que comenzó en 2008 será un niño de pecho en comparación con la que se cocina. Es lo que opinan algunos analistas de renombre.

El economista canadiense William White alertó en 2007 sobre la enorme crisis de las subprime que ocasionaría una catástrofe financiera mundial. Hoy, White, presidente del Comité de Revisión y Desarrollo Económico de la OCDE y antiguo economista jefe del Banco de Pagos Internacionales, asegura que las cosas están mucho peor que en 2008.

"La deuda ha seguido aumentando durante los últimos seis años y ha llegado a tales niveles en todas las partes del mundo que se ha convertido en una potente causa de problemas", ha explicado White a International Business Times.   

El economista asegura que las medidas de reactivación, con intereses bajos e inyecciones de los bancos centrales, han llevado a una situación de sobreendeudamiento. "Durante la próxima recesión se va a hacer obvio que muchas de esas deudas nunca van a ser pagadas, y eso va a resultar incómodo de aceptar para mucha gente que piensa que posee una serie de activos que valen algo", ha explicado el economista con más de 20 años de experiencia en el Banco de Canadá. 

Parte del problema

"Los países emergentes fueron parte de la solución cuando surgieron los problemas con Lehman Brothers. Pero ahora, esos países son parte del problema", ha explicado White.

La tesis no es pionera. La economista Carmen Reinhart, profesora de la Universidad de Harvard y experta en analizar las dinámicas de la deuda a lo largo de la historia, pronostica una ola de impagos inminente, entre ellas, provincias y empresas chinas.

China y América Latina

"No todos los colapsos de flujo de capital acaban en un impago pero buena parte de los impagos soberanos llegan precedidos de una burbuja en los flujos de capital. Algunos productores de petróleo como Venezuela, Nigeria e incluso países de Oriente Medio tenían niveles de reservas muy grandes, pero ahora reina la incertidumbre sobre la magnitud de monedas que quedan", explica la economista.

"Si la economía en Brasil continúa en recesión y las condiciones internas no mejoran, la oleada de quiebras en el sector privado debilitará las finanzas públicas. Otro país muy preocupante es Ecuador, donde la financiación china era fundamental. Tampoco debemos pasar por alto a algunos países de África subsahariana, que ya cuentan con importantes retrasos con sus acreedores oficiales", remata.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad