Abanca sale al rescate de Nueva Pescanova

La entidad financiera se hace con el 7,94% del capital en manos de Merril Lynch y se compromete a capitalizar toda la deuda para sanear la pesquera tras el naufragio judicial del acuerdo de refinanciación

Abanca sale al rescate de Nueva Pescanova

Abanca sotendrá a Nueva Pescanova. La entidad financiera ha anunciado que acudirá a la ampliación de capital de la multinacional pesquera, activada después de que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra tumbara el acuerdo de refinanciación.

El banco que preside Juan Carlos Escotet se ha hecho con el 7,94% del capital de la compañía que estaba en manos de Merril Lynch, de manera que alcanza el 88,4% de Nueva Pescanova. Abanca se compromete a capitalizar la deuda en su totalidad, de manera que se “asegure la viabilidad” de la empresa “a largo plazo”.

El grupo arrastra una deuda de 643 millones del concurso de la antigua Pescanova. “Con la capitalización de deuda, la compañía estará saneada, con unos fondos propios robustos y la capacidad de desarrollar su negocio sin ese lastre”, dice Abanca.

Abanca y los que «querían trocear» Nueva Pescanova

La entidad financiera recalca que, “a diferencia de los planes de inversores y acreedores que abogaron por trocear la compañía y liquidarla por partes”, apoya el plan estratégico de los gestores y opta por un grupo “integrado” que, una vez saneado financieramente, “seguir impulsando su modelo de negocio”.

En esta línea, Abanca asegura que en su respaldo al proyecto de Nueva Pescanova “no contó en ningún momento con el apoyo de un grupo de accionistas y acreedores de perfil especulativo”.