Abanca sella la compra de la vasca Bankoa y suma 40.000 clientes más

La CNMV y el BCE dan luz verde a la operación de Abanca, que dispara su volumen de negocio hasta los 93.000 millones de euros y se hace más fuerte en el norte de España

Abanca

Juan Carlos Escotet preside la primera reunión de Abanca desde la compra de Bankoa

Abanca cierra con éxito la adquisición de la vasca Bankoa. La entidad presidida por Juan Carlos Escotet pone fin a un proceso que inició el pasado mes de julio para integrar a una firma que cuenta con 30 oficinas y tres agencias de empresas (situadas principalmente en País Vasco) a través de las cuales da servicio de 40.000 clientes.

Con esta operación, que ha recibido la luz verde tanto del Banco Central Europeo (BCE) como de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Abanca da un nuevo salto y supera los 93.000 millones de euros de volumen de negocio.

En la firma han participado el presidente y el consejero delegado de Abanca, Juan Carlos Escotet y Francisco Botas; por parte de Crédit Agricole Pyrénées Gascogne, el presidente, Marc Didier, el director general, Paul Carite, y el CFO, Fernando Villanueva; y por parte de Crédit Agricole S.A. (CASA), Francois Rameau, Senior Country Officer Iberia.

Así es su integración

Además, este jueves también ha tenido lugar el primer consejo de administración de Bankoa en su nueva etapa dentro del Grupo Abanca. La entidad presidida por Escotet destaca que, «como prueba de la confianza» y arraigo territorial de la entidad vasca, se mantiene su consejero delegado, Jesús Suárez, y los siete consejeros externos, al tiempo que refuerza aún más su posición en el norte de España.

Según destaca Abanca en un comunicado, con esta operación, basada «en activos de calidad», se abren «amplias posibilidades de desarrollo» ante el potencial de crecimiento en líneas como circulante, negocios, consumo y seguros que ofrece una integración con la que aumenta su volumen de negocio en 4.267 millones de euros (1.754 en crédito a la clientela, 1.496 en depósitos y 1.017 en fondos fuera de balance) hasta situarlo en 93.850 millones de euros.

Para los clientes de Bankoa no supone ningún cambio operativa, que mantendrán como hasta ahora las condiciones de sus contratos. Tampoco experimenta cambios el modelo de atención que reciben por parte del equipo vasco, cuyas oficinas renovarán durante el fin de semana su rotulación para incorporar la imagen corporativa de Abanca mientras la compañía continúa con un proceso de renovación tecnológica para adaptarse a los cauces de Abanca que se completará a finales de año.