Abril resiste al Covid-19 y asalta el podio de mayores aceiteras españolas por beneficio

La compañía ourensana elevó sus ganancias hasta los 3,2 millones de euros en 2020 tras compensar parte de la caída de ventas en España con su tirón exportador

Aceites Abril

Imagen interior de las instalaciones de Aceites Abril en San Cibrao das Viñas

Aceites Abril capea el temporal del Covid-19. La compañía ourensana ha logrado sobreponerse a la crisis por la pandemia y ha cerrado su ejercicio 2020 con mayores beneficios que 2019.

Así lo certifica la memoria anual que la firma controlada por la familia Pérez Canal ha depositado ante el Registro Mercantil de Ourense. En ellas se refleja que las ganancias del grupo han repuntado de 3,05 a 3,15 millones de euros en el año del Covid-19 pese al recorte de su facturación de 198,4 a 185,9 millones de euros.

Con este estirón a su resultado neto, Aceites Abril se sitúa en el podio de principales aceiteras de capital español por beneficios. Sus 3,15 millones de euros tan solo son superados por los más de 31 millones del gigante Migasa (en su avance de resultados reveló que había superado los 30,9 millones de euros de 2019) y los 10,7 millones de euros de Acesur, proveedor de referencia de Mercadona, que escaló de 8,3 a 10,7 millones de euros en este apartado.

De Acesur a Migasa

De esta forma, Aceites Abril logra hacerse un hueco en el podio de aceiteras españolas con mayores beneficios pese a quedarse descolgada del repunte de facturación de Acesur o Deoleo. La primera disparó su cifra de negocio de 537,4 a 580 millones de euros en 2020 mientras que la segunda (fabricante de la marca Hojiblanca) ve la luz al final del túnel y sale de su crisis tras incrementar sus ventas de 562 a 665,6 millones de euros.

También se sobrepuso a la crisis del Covid-19 Migasa. La líder del sector con marcas como Ybarra, volvió a pulverizar la barrera de los 1.000 millones de euros de facturación, esquivando así las caídas en ventas que sufrieron tanto Aceites Abril como Dcoop, cuyos ingresos retrocedieron de 1.009 a 908 millones de euros.

El tirón de las exportaciones

Aceites Abril ha logrado incluso incrementar sus ganancias pese a ver cortada su vía de ingresos en el canal horeca (hostelería) durante semanas como consecuencia de las restricciones por el coronavirus. La firma ha aprovechado el tirón de sus ventas en el exterior para compensar este golpe de la pandemia.

«El hecho de desarrollar su actividad en un sector refugio (alimentación), disponer de una cartera de clientes diversificada por sectores y con menor incidencia en la pandemia (supermercados, industrias fabricantes, conserveras, la elevada clasificación crediticia de sus principales clientes y el impulso de las ventas de exportación (+22%), han permitido a la compañía cerrar este ejercicio 2020 de pandemia de forma muy satisfactoria», revela en su memoria anual.

En concreto, sus ventas en la Unión Europea repuntaron de 31,3 a 33,6 millones de euros, mientras que en el resto del mundo hicieron lo propio y pasaron de 13,9 a 19,9 millones de euros ante su expansión en Estados Unidos, principalmente.

Esta expansión internacional, unida a la diversificación en su cartera de clientes le ha permitido compensar parte de la caída de ventas en el mercado nacional, en donde pasó de facturar 153,2 a 132,4 millones de euros.