Atunlo inyecta en poco más de un mes 4,5 millones en su filial de Cambados

La comercializadora de atún cierra una ampliación de capital de para la planta gallega de 2,6 millones, que se suma a la de 1,9 realizada a principios de marzo

Personal en las instalaciones de Atunlo

Personal en las instalaciones de Atunlo / Atunlo

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Atunlo, la mayor comercializadora de Atún de España, ha cerrado una inyección de capital en su filial de Cambados de 2,6 millones. Según figura en el Registro Mercantil, el resultante suscrito alcanza tras esta operación los 5,025 millones. Esta ampliación se suma a la de 1,9 millones realizada a principios de marzo.

El pasado octubre la compañía comunicó a los representantes de los trabajadores la entrada en preconcurso de acreedores, para el que posteriormente solicitó una prórroga de tres meses, que será revisado la próxima semana. En las primeras semanas de 2024 Atunlo negociaba con el comité de empresa un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la planta de O Grove que supuso el despido de 116 trabajadores. Al fin de la actividad de la planta pontevedresa también se sumó el de la factoría que la empresa tenía en Santoña (Cantabria) que bajó la persiana el 31 de enero con el despido de 84 personas. 

Casi la totalidad de la plantilla cántabra presentó demandas individuales para que sus despidos sean declarados improcedentes aludiendo a la «grave indefensión» de los trabajadores y el «grave defecto de forma» a la hora de concretar el despido.  

Según apuntaba los sindicatos, no se había ingresado a los trabajadores la indemnización, la liquidación ni los salarios, por lo que solicitaban la declaración de despido improcedente con su correspondiente indemnización, «debido a la falta de objeto del despido y al defecto de forma manifiesto».

Cisma entre los socios

El capital de Atunlo se divide en tres partes: una en manos de la armadora vasca Compañía Internacional de Pesca y Derivados (Inpesca), que acapara un 40% del accionariado; otra de la viguesa Comercial Pernas (Coper), que también tiene un 40%; y la última controlada al 20% por la panameña Marpesca. 

A principios de febrero los socios vascos lanzaron un comunicado conjunto con la Xunta, tras un encuentro con la conselleira de Economía, María Jesús Lorenzana, en el que aseguraban no tener “interés ninguno” en marcharse de Galicia. De esta forma, se desmarcaban de la versión de los accionistas gallegos que incidían en el interés de Inpesca de concentrar toda la fabricación de la compañía en Portugal. 

«Desde la Dirección General de Inpesca, para la tranquilidad de la plantilla de Galicia, quieren aclarar que en la actualidad no tienen interés alguno en trasladar la actividad productiva, ni la sede social fuera de Galicia, al tiempo que manifiestan que son los máximos interesados en que en el proceso de reestructuración que se está llevando a cabo por la dirección de Atunlo verifique la viabilidad futura de la compañía», aseguraban entonces los socios vascos. 

Plan de reestructuración

Según ha trascendido en los últimos días, desde Coper han diseñado un plan de reestructuración a ocho años con el objetivo de garantizar la viabilidad de la compañía. Dicho plan contempla una quita del 80% de los 160 millones de deuda para esquivar así la liquidación. 

Además de ello se prevé que la comercializadora de atún comienza a hacer frente a la deuda acumulada a partir de 2028 siendo el objetivo de los primeros ejercicios el de oxigenar la empresa. También se contempla recuperar la actividad en la planta de Mindelo, cuya plantilla está en ERTE. Sin más cierres ni despidos en el horizonte, la sede de la empresa permanecerá en Vigo.

Comenta el artículo
Avatar

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp