El colmo de la deslocalización: Gamesa fabricará en Portugal palas para parques eólicos gallegos

La empresa de energías renovables no ha cerrado todavía ningún proyecto en Galicia, aunque ha advertido que "habrá que ver en los próximos meses" y ha confirmado su intención de vender material en toda España

Manifestación contra el cierre de la factoría eólica de Siemens Gamesa en As Somozas. Kiko Delgado/EFE

Manifestación contra el cierre de la factoría eólica de Siemens Gamesa en As Somozas. Kiko Delgado/EFE

Siemens-Gamesa planea vender a toda España las palas eólicas que se produzcan en su nueva planta de Ría Blades, en Vagos (Portugal). Aunque por el momento no hay ningún acuerdo cerrado, la compañía ha trasladado su intención de vender material en Galicia tras clausurar la planta de As Somozas, situada en A Coruña, que provocó el despido de 215 operarios.

El material producido en la nueva planta lusa del distrito de Aveiro se venderá «en toda España» y también «en Europa, la costa oeste de Estados Unidos y África». «Hay acuerdos cerrados ya para parques de Asturias y Albacete, y aunque en Galicia todavía no, habrá que ver los próximos meses«, han asegurado fuentes de la empresa.

Portugal por As Somozas

El cierre de As Somozas y la compra de la planta en Portugal se deben a varios motivos. «Las palas que más se solicitan ahora son los modelos 145-155, que miden 75 metros. Las que fabricábamos en la planta coruñesa eran pequeñas, de menos demanda, porque había muchos problemas de logística. Si quisiésemos fabricar modelos más grandes allí habría que tirar la fábrica y construirla de nuevo, así que no era rentable«, aseguran desde la compañía, añadiendo que en la planta lusa producen ahora palas «un 70-80% más grandes que en As Somozas».

Por su parte, los sindicatos CCOO y UGT califican el cambio como «un proceso de deslocalización de libro», ya que la propia compañía ha indicado que la producción en la nueva planta de Vagos es cuatro veces más barata que en Galicia. Además, los trabajadores que decidan trasladarse a Portugal se acogerán a la legislación laboral lusa, que presenta ciertas desventajas, como un salario hasta un 47% inferior, y un coste laboral también más bajo que beneficia a la empresa.

Siemens-Gamesa ha ofrecido 104 puestos para relocalizar a los operarios del ERE de As Somozas y el cierre de una planta en Cuenca, pero solamente tres han accedido a trasladarse al país vecino para continuar trabajando para la empresa en la nueva planta. Fuentes sindicales han asegurado que la renovable ha ofrecido también puestos de relocalización en Brasil, sin datos todavía de cuántos han sido aceptados y cubiertos.