El turismo rural crece con la desescalada y triplica viajeros en marzo

Los apartamentos, campings y alojamientos de turismo rural gallegos han registrado un total de 10.058 viajeros durante el pasado mes de marzo y duplicado las pernoctaciones respecto al año pasado

El turismo rural crece con la desescalada y triplica viajeros en marzo

Vista exterior de la bodega de Villa Mein, con casa de turismo rural incluida

El sector extrahotelero gallego ve la luz al final del túnel. Los apartamentos, campings y alojamientos de turismo rural de la comunidad han registrado 10.058 viajeros durante el pasado mes de marzo, una cifra que triplica ligeramente los alojados en estos establecimientos durante el mismo mes de 2020, cuando comenzó la pandemia y el confinamiento.

A pesar de las restricciones a la movilidad que han seguido vigentes, los alojamientos extrahoteleros de Galicia tuvieron este mes de marzo 6.771 clientes más que hace un año. De ellos, la mayor parte eran españoles (9.723), mientras que 336 eran extranjeros. Las pernoctaciones se duplicaron, pasando de 11.381 a 21.975.

En cuanto a la procedencia de los clientes, las restricciones a causa del Covid como cierres de fronteras y las dificultades de movilidad también han pasado factura, ya que mientras los viajeros nacionales aumentaron significativamente (pasando de 2.738 en marzo de 2020 a 9.723), los internacionales bajaron de 550 a 336.

Por tipo de alojamiento, los campings gallegos alojaron a 1.489 personas, frente a las 15 que pasaron por ellos hace un año. Por su parte, los apartamentos registraron a 5.364 personas, frente a las 1.893 de marzo de 2020. Finalmente, los alojamientos rurales pasaron de 1.379 usuarios hace 12 meses a 3.205 en marzo de 2021.