Ferroglobe se embarca en un proyecto europeo para la producción de baterías

El grupo con planta en A Coruña participará en una iniciativa de interés comunitario para el desarrollo de la cadena de valor de las baterías de coche que pretende contrarrestar a los fabricantes asiáticos

Ferroglobe se embarca en un proyecto europeo para la producción de baterías

Ferroglobe se lanza al negocio de las baterías. La empresa del grupo Villar Mir, con planta en A Coruña, será junto a Little Electrics Cars la representante de España en un Proyecto Importante de Interés Común Europeo (IPCEI) sobre baterías que aprobó recientemente la Comisión Europea. La compañía, participada en un 40% por la norteamericana Globe, ha contado con el apoyo y el asesoramiento de la Secretaría General de Industria y de la Pyme.

Reyes Maroto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, ha declarado que “es muy importante que España, a través de estas dos empresas, esté en primera línea de este proyecto que apuesta por una soberanía industrial en el ámbito de las baterías para la automoción y el almacenamiento ante la pujanza de los países asiáticos».

Un proyecto frente a la hegemonía de Asia

El IPCEI es un proyecto paneuropeo de investigación e innovación de toda la cadena de valor de las baterías en el que participan Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Eslovaquia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Italia, Polonia y Suecia. Abarca todos los estadios de fabricación, desde la extracción de las materias primas, el diseño y la fabricación de las celdas y
conjuntos de baterías, hasta el reciclado y eliminación en una economía circular, haciendo especial hincapié en la sostenibilidad.

En el proyecto participarán un total de 42 empresas emergentes y pymes que operan en uno o varios Estados miembros. Dichos participantes trabajarán mano a mano a través de 300 colaboraciones y contarán con más de 150 socios externos como universidades, organizaciones de investigación y pymes de toda Europa. Está previsto que el proyecto finalice en 2028. Este IPCEI se enmarca en la iniciativa Alianza Europea de las Baterías (EBA), impulsada por la Comisión Europea y de la que España forma parte activa desde su creación.