Fiebre ‘verde’ en Galicia: Blackstone se suma a Inditex y desembarca en Langosteira tras su alianza con Enagás

Fisterra Energy, filial de Blackstone, proyecta una planta de hidrógeno y amoniaco en el puerto exterior de A Coruña meses después de anunciar un plan similar en Andalucía con Enagás como socio

Puerto exterior de A Coruña

Imagen de operaciones simultáneos en el puerto exterior de A Coruña

Fisterra Energy prolonga el boom de inversiones verdes en el Puerto Exterior de A Coruña. La compañía controlada por el fondo Blackstone ha activado la maquinaria para poner en marcha su planta en Punta Langosteira. Se trata de «un proyecto de
generación y almacenamiento de hidrógeno y ammonia [amoniaco] verde», tal y como recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE), con el que la compañía sigue los pasos de Inditex, Enerfín, Acciona o Enagás.

La primera de estas cuatro empresas invertirá unos 30 millones de euros para levantar un parque eólico con tres aerogeneradores. El proyecto de Inditex abastecerá precisamente de energía a la planta de hidrógeno de Enerfín, que ocupará más de 3.000 metros cuadrados y que contará con una estación de repostaje para vehículos a hidrógeno.

No es el único proyecto de de este tipo que planea sobre Punta Langosteira. Y es que Acciona y Enagás han constituido una alianza para construir una planta de hidrógeno en el puerto arteixano siempre y cuando logren el apoyo de los fondos europeos.

La Autoridad Portuaria de A Coruña se anota así un boom inversor al abrigo de su iniciativa A Coruña Green Port y logra atraer el interés de firmas como Enagás y, ahora, Fisterra Energy, dos compañías que, además, van de la mano en otro proyecto de hidrógeno en la otra punta de España.

La alianza de Enagás y Fisterra Energy en Algeciras

En concreto, la cotizada del Ibex 35 (que está participada al 5% por Amancio Ortega) y la filial de Blackstone presentaron el pasado mes de junio una solicitud de concesión junto a White Summit Capital AG para ocupar una parcela de casi 40.000 metros cuadrados en el Puerto de Algeciras.

La planta de producción de hidrógeno verde contaría con una potencia total de 237 megavatios y llevaría aparejada una inversión cercana a los 300 millones de euros. Además, la factoría se ubicaría en las inmediaciones de la central térmica de Los Barrios, propiedad de Viesgo, que actualmente se encuentra en proceso de desmantelamiento.

El despegue del amoniaco como combustible para barcos

En el caso de Punta Langosteira, el proyecto de Fisterra Energy incluye un enigma y un matiz. Por un lado, se desconoce si Fisterra Energy tiene prevista la entrada de nuevos socios (tal y como hizo en Algeciras con Enagás o en Trinidad y Tobago de la mano de Kenesjay Green Limited), toda vez que tanto la empresa como el Puerto de A Coruña han declinado ofrecer comentarios a este medio sobre un proyecto que se encuentra sometido a cláusulas de confidencialidad.

Por otro lado, la firma ha añadido la producción de amoniaco verde como la otra cara de la iniciativa. Así, además de un hidrógeno verde que firmas como Enerfín ya han anunciado que se empleará como combustible de vehículos pesados y maquinaria portuaria, Fisterra Energy se abre camino con un amoniaco verde que gana enteros como combustible de futuro para barcos.

En 2023 está previsto que la naviera Eidesvik ponga en marcha el Viking Energy. Se tratará del primer buque en estar equipado con una pila de combustible a base de amoniaco verde. En concreto, esta contará con dos megavatios de potencia, lo que le dotará de una autonomía de 3.000 horas con un combustible limpio. También para ese mismo año se prevé que Wartsila comience a operar su barco Earth 300, en el que proyecta un motor de combustión que puede utilizar un 70% de amoniaco.