Juan Manuel Vieites: “El déficit se va a desmadrar y alguien tendrá que apretar el cinturón después”

El presidente de la patronal gallega pide más prudencia en la subida salarial pese al alza del IPC y se muestra partidario de la vacunación obligatoria contra el Covid en los centros de trabajo

El presidente de la CEG, Juan Vieites - Carlos Castro -

El presidente de la CEG, Juan Vieites – Carlos Castro –

Antes de sumar a su hoja de servicios casi un año como presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Juan Manuel Vieites ya tenía en su curriculum la negociación de varios convenios colectivos. Ahora, como máximo representante de la patronal gallega, pide contención en la subida salarial espoleada por el alza de precios. El presidente de la CEG recomendó que los sueldos crezcan en torno a un 2% o un 2,5%, sin superar esas cotas, o al menos no en demasía, aunque el IPC escale el doble.

“Debemos acomodarlos a ese rango, porque con una subida del 5% o más la situación se va a desmadrar”, advirtió Vieites, señalando que el gasto en pensiones y el déficit irían al alza. “Alguien tendrá que venir después a apretar el cinturón y diremos entonces que no nos gusta. Lo tengo clarísimo. Llevo años negociando convenios colectivos que producen estabilidad y eso significa que no nos va a ir bien así, si vamos en esta escalada»”, zanjó en un desayuno con la prensa para hacer balance del año que lo encumbró a la presidencia de la CEG.

Entre apelaciones al consenso, también para abordar la reforma laboral, pidió ser “equilibrado” y abordar la cuestión desde el acuerdo y el diálogo.

Partidario de la vacunación obligatoria

Vieites, que reivindicó la unidad de la patronal durante sus once meses de mandato y frente a los conflictos de otras etapas de la institución, se mostró partidario de la vacunación obligatoria contra el Covid, pero apuntó que se trata de un debate de “legalidad”. “Hay muchas dificultades para obligar a la gente a vacunarse, aunque yo personalmente no tendría ningún problema, porque la cuestión es que tu libertad termina donde empieza la de los demás”, explicó.

El presidente de la patronal no se limitó a sugerir que estar vacunado sea un requisito para acceder al centro de trabajo, sino que fuese una obligación general, pues entiende que la movilidad de los no vacunados “está perjudicando a la globalidad”. “Si no estás vacunado, no entras en mi casa. Los clientes también tienen que estar vacunados”, reafirmó.