La alta tensión para Stellantis-Vigo abre una grieta entre Abel Caballero y el Gobierno

El alcalde de Vigo asegura que la "muy alta tensión es imprescindible, porque Stellantis la necesita" y reclama al Gobierno que dé marcha atrás en sus planes

Abel Caballero durante una visita a la planta de Stellantis en Vigo

El alcalde de Vigo, Abel Caballero y la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante una visita a la planta de Stellantis en Vigo, en septiembre de 2021 / Europa Press

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, abre fuego contra el Gobierno central por el portazo a conectar la planta de Stellantis en Balaídos a la red de muy alta tensión. El regidor de la ciudad olívica ha asegurado que esta es una reclamación que seguirá haciendo «gobierne quien gobierne» y, además, lanza un dardo a la Xunta.

A su juicio, el Gobierno gallego «no se lo planteó ni una vez al Gobierno anterior [al de Mariano Rajoy]», sobre el que ha destacado que formuló esta misma propuesta en 2015 y 2016 obteniendo en ambas ocasiones una respuesta «absolutamente negativa». «Yo sigo reclamando que la muy alta tensión es imprescindible, porque Stellantis la necesita», ha proclamado el regidor, que ha recordado la capacidad exportadora de la planta automovilística viguesa, su papel como principal productor de vehículos en España y su capacidad de generar empleo y riqueza.

En este sentido, el alcalde de Vigo también ha revelado que no comparte el criterio alegado por el Gobierno para dejar fuera de la red de muy alta tensión a la factoría (por no llegar al consumo mínimo requerido), y ha subrayado que esa exclusión es «inadmisible» e «incomprensible en términos de ciudad y de racionalidad económica».

Los contactos de Caballero con el Gobierno por Stellantis

El regidor ha recalcado que seguirá «presionando» al Gobierno, tal y como hizo antes con el Ejecutivo de Rajoy. «Eso me diferencia del PP», ha proclamado, y ha advertido: «Mi acción política es la ciudad de Vigo, esté quien esté gobernando en España», ha proclamado, antes de destacar que mantiene «contacto» con el actual Ejecutivo para conseguir esa conexión. Además, ha puntualizado, la dirección de la planta de Stellantis (que ha sido muy crítica con Moncloa al conocerse que quedaba fuera de esa red) conoce «perfectamente» su opinión.

Pocas semanas después de que Ignacio Bueno, actual director de la fábrica de Stellantis en Vigo, fuese nombrado, se produjo un encuentro entre éste y el regidor olívico, en febrero de 2019. Al término de dicho encuentro, Caballero aseguró que estaba realizando gestiones con el Ejecutivo para lograr la conexión a la muy alta tensión y afirmó que confiaba en que la cuestión se resolvería «en meses».

Sin embargo, no se produjeron avances al respecto y, en abril de 2021, preguntado en rueda de prensa tras mantener una entrevista con la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, el alcalde aseveró que no conocía «ninguna demanda» de la planta para tener conexión a la muy alta tensión: «PSA (ahora Stellantis) no me comunicó esa reclamación, lo digo por quinta vez (…), soy el alcalde de Vigo y no tengo ninguna demanda en ese sentido».