La fórmula del presidente de Fegein para reconstruir la patronal

Benito Iglesias pide unidad y compromiso para defender la actividad económica: “No hay norte y sur para los empresarios gallegos, solo Galicia”

La fórmula del presidente de Fegein para reconstruir la patronal

El presidente de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias propone una reforma de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) para reflotar la institución y recuperarla como “casa común” de los empresarios y de la “defensa colectiva” de los sectores económicos de Galicia. Benito Iglesias pide un debate “constructivo” que derive en el compromiso de “lucha y mejora de todas las actividades económicas”. Pero esto pasa, asegura, por la unidad del empresariado y la imagen “ejemplar” que deben transmitir todas las patronales, tanto la Confederación de Empresarios de Galicia como las organizaciones provinciales.

“A título personal, pero como representante empresarial perteneciente a la asamblea general de la CEG, manifiesto que debemos reformular y redefinir la actual institución. Mi planteamiento es tener cuatro confederaciones provinciales sólidas, viables y solventes, acompañadas de unas sectoriales competitivas y ágiles y una patronal gallega que actúe como portavoz y relaciones institucionales de todas ellas”, dice el empresario.

Iglesias aboga por “adelgazar” en personal y medios a la Confederación de Empresarios ante las dificultades económicas que atraviesa y afrontar “una regeneración y renovación necesarias para abordar los difíciles momentos que nos esperan”, en alusión a la crisis provocada por el coronavirus.

Cambio de estatutos

Además, entiende que no tiene sentido continuar del mismo modo porque “solo aumenta el desprestigio, el rechazo y el hastío infinito del empresariado gallego” hacia la institución, por lo que propone una modificación de los estatutos en dos sentidos. Solicita eliminar el voto delegado o que, como mucho, se limiten a dos votos delegados por vocal.

Por otro lado, pide que se elimine la obligación de que los cuatro presidentes provinciales sean los vicepresidentes de la CEG. “El candidato tiene que tener absoluta libertad a la hora de nombrar su propio equipo, sin cuotas ni tutelas”, dice, apuntando que dicho equipo debería salir de los vocales que componen la asamblea general de la patronal

“No hay norte y sur para los empresarios gallegos, no queremos tutelas ni ninguneos de nadie, sólo existe Galicia con mayúsculas. Quien no lo entienda así, que se vaya de una vez y deje a la institución en paz”, concluye Iglesias.