La Fundación Barrié triplica beneficios con sus inversiones en bolsa y gana 10 millones

La fundación que preside José María Arias ganó más con las plusvalías generadas con sus inversiones en acciones o fondos que con los alquileres de oficinas y sedes al Banco Santander

José María Arias, expresidente del Banco Pastor y exvicepresidente del Banco Popular y actual Conde de Fenosa

José María Arias, expresidente del Banco Pastor, exvicepresidente del Banco Popular y actual Conde de Fenosa

La Fundación Barrié alza el vuelo. La entidad que preside José María Arias ha disparado sus beneficios desde los 3,1 millones de euros alcanzados en 2020 hasta los 9,9 millones de euros en un 2021 en el que ha celebrado el rendimiento de sus apuestas en bolsa.

Y es que la fundación que capitanea el que fuera presidente de Banco Pastor y vicepresidente de Banco Popular hasta sus respectivas desapariciones se anotó 6,7 millones de euros con sus inversiones en bolsa. La firma ha cosechado estas cantidades por las variaciones del «valor razonable» de sus instrumentos financieros.

Estos hacen un valor conjunto de 60,4 millones de euros. De esta cantidad, 14 millones de euros se corresponden a títulos representativas de deuda mientras que los 46,3 millones restantes se canalizan a través de fondos de inversión y acciones. Dentro de estas últimas destacan apuestas como Telefónica, en la que tiene una participación de 926.000 euros, así como en Repsol (680.000 euros), Gestamp Automoción (375.700 euros) o Merlin Properties, dueña de Marineda City (311.000 euros).

Alquileres y ayudas por sus programas sociales

Los 6,7 millones de euros obtenidos por esta vía a lo largo de 2021 duplican a los 2,9 millones de euros alcanzados en un 2020 marcado por la crisis del Covid-19. Esta rúbrica ha sido la principal palanca de la cuenta de resultados de la Fundación Barrié, que sigue apoyándose en el torrente de ingresos procedente de Banco Santander.

La entidad que preside Ana Botín abonó un total de 6,16 millones de euros a la Fundación Barrié en concepto de arrendamiento de oficinas y sedes como la del Banco Pastor en el Cantón Pequeño de A Coruña; el edificio de la calle coruñesa de Orillamar, el antiguo centro de trabajo de Oficina Directa en Bergondo, así como la oficina del Banco Santander en la calle Colón de Vigo. Dentro de esta cantidad se incluyen, además, los 12.340 euros que la firma percibió por el arrendamiento de plazas de garajes.

También por esta vía, la de los alquileres, la Fundación Barrié ingresó otros 386.830 euros aunque, en este caso, por sus acuerdos con otros particulares y entidades. «Según contrato, el arrendamiento de los inmuebles se mantendrá como mínimo 20 años, prorrogables hasta un máximo de 40 años, con opción de recompra», precisa la entidad en su última memoria anual.

Estas aportaciones a su cuenta de resultados fueron complementadas con las ayudas por valor de 18.300 euros que la entidad percibió por sus proyectos de ciencia, los 65.645 por su división de patrimonio y cultura, otros 458,953 euros por educación, así como 574.070 euros por la acción social que desarrolla a través de los 11 empleados con los que cuenta en nómina.