La patronal coruñesa premia a Sánchez Galán en plena tormenta por el caso Villarejo

Antonio Fontenla, presidente de la CEC, reconocerá la labor empresarial del CEO de Iberdrola, que hace poco anunció dos proyectos de parques eólicos marinos en aguas coruñesas

La patronal coruñesa premia a Sánchez Galán en plena tormenta por el caso Villarejo

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, durante la junta general de la eléctrica vasca en Bilbao, el 8 de abril de 2016. REUTERS/Vincent West

Condecoración en medio de la tormenta. La Confederación de Empresarios de La Coruña (CEC) premiará al presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, con un reconocimiento por su labor empresarial. El CEO de la eléctrica, imputado actualmente en el caso del excomisario José Manuel Villarejo, recibirá el galardón de manos del presidente de la CEC, Antonio Fontenla Ramil.

Hace aproximadamente un mes, el juez instructor del caso Villarejo imputaba a Sánchez Galán y a tres altos cargos de Iberdrola (los directivos Fernando Becker, Francisco Martínez Córcoles y Rafael Orbegozo) por presuntos delitos continuados de cohecho activo, delito contra la intimidad y falsedad en documento mercantil por haber encargado trabajos valorados en 1,1 millones de euros al Grupo Cenyt entre 2004 y 2017.

Tras la noticia de la imputación, las acciones de Iberdrola cayeron un 3,1% en dos días. Sánchez Galán defendió su inocencia y descartó la dimisión, alegando estar «encantado» de explicarle «la verdad» al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

Con el caso todavía abierto, la patronal coruñesa ha decidido reconocer la labor del empresario en un acto que se celebrará la mañana del viernes 23 de julio en el Hotel NH Collection A Coruña Finisterre.

Dos parques eólicos marinos en aguas gallegas

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán quiere convertirse en la primera en construir un parque eólico marino en Galicia, un hito que consolidaría su liderazgo en el sector energético de la comunidad. Los proyectos que ha presentado Iberdrola ante el Ministerio para la Transición Ecológica para este propósito se localizarían en las aguas de San Brandán (a 12 kilómetros de la costa de Cariño y Cedeira) y San Cibrao (a 13,5 kilómetros de los cabos Ortegal y Estaca de Bares).

Ambos parques estarían formados por 35 aerogeneradores, que contarán con una potencia de 490 megavatios. La Federación de Cofradías de Pescadores de Lugo ha expresado su malestar con la propuesta de la eólica, alegando que provocará daños en un caladero de gran importancia para la flota gallega de arrastre, palangre y volante.