La Xunta adjudica a Copasa y Puentes la ampliación del hospital de Ourense por 48 millones de euros

La obra, según especifica la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, comenzaría a principios de marzo y contempla tres intervenciones: la construcción de un nuevo edificio de hospitalización en el CHUO, la reforma del actual Hospital Materno Infantil y la mejora de accesos

Copasa

José Luis Suárez, presidente de Copasa, en una imagen de archivo

La Xunta de Galicia ha adjudicado por casi 48,3 millones de euros las obras de ampliación del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, de las que se encargará la UTE: S.A. de obras y servicios, Copasa y Puentes y Calzadas Infraestructuras, SLU, y que tendrán un plazo de ejecución de 40 meses.

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, según ha informado en un comunicado, prevé firmar el contrato a finales de febrero con el objetivo de iniciar las obras a continuación. Estas intervenciones, cofinanciadas con fondos europeos FEDER, contemplan tres intervenciones: la construcción de un nuevo edificio de hospitalización en el CHUO, la reforma del actual Hospital Materno Infantil y la mejora de accesos.

El nuevo edificio

En cuanto al nuevo edificio de hospitalización y ambulatorio, aseguran que tendrá una imagen coherente con el edificio construido en 2017, con 12 plantas y localizado entre el oeste del antiguo edificio Materno Infantil y el Hospital Cristal. Estas instalaciones, desde la planta -2 hasta el segundo, se destinarán a usos fundamentalmente ambulatorios, y desde la tercera hasta la novena, a hospitalización.

Para su construcción será necesario realizar una serie de obras previas, así como habilitar nuevos núcleos de comunicación. Así, se modificará la rasante de la vía interior del CHUO y se demolerán elementos obsoletos como pasarelas, escaleras o una franja de cuatro metros de la planta cero del Hospital Cristal en su fachada posterior.

Además, y como refuerzo a los núcleos de comunicación vertical, se ejecutará un nuevo núcleo vertical en el nexo de unión del antiguo edificio de hospitalización y el central. También se acometerá la remodelación interna en el edificio de hospitalización existente para adaptar el núcleo de escaleras actual. Se desarrollará también la comunicación de urgencias con el nuevo edificio en la planta cero.