Oysho, Pull&Bear, Massimo Dutti y Bershka se llevan el mayor recorte de Inditex en superficie comercial

La multinacional de Amancio Ortega pierde por primera vez superficie comercial debido a su plan de cierres, aunque defiende que el espacio en "ubicaciones clave" creció un 2%

Oysho, Pull&Bear, Massimo Dutti y Bershka se llevan el mayor recorte de Inditex en superficie comercial

Inditex concluyó su último ejercicio con 640 tiendas menos, siguiendo el plan que expuso Pablo Isla el año pasado para clausurar entre 1.000 y 1.200 puntos de venta hasta 2022. En este periodo, el grupo de Amancio Ortega prevé incrementar su espacio comercial mediante la apertura de establecimientos más grandes, que compensen la pérdida de otros más pequeños y de difícil adaptación al nuevo modelo de tienda digitalizada y energéticamente eficiente que está implantando por toda su red.

El plan de “transformación digital de la compañía” se completó con la absorción “de 751 establecimientos más pequeños y antiguos, tal y como estaba previsto”, mientras que, por contra, abrió 111 tiendas nuevas en 29 mercados distintos, resume Inditex.

Esta tendencia venía manifestándose desde años atrás en todas las multinacionales de la moda con la apertura de las llamadas flagship, pero se aceleró por la irrupción del Covid-19 y la urgencia de optimizar la digitalización de las compañías. El primer año de reestructuración de la red, Inditex perdió por primera vez superficie comercial neta, que descendió en un 5%, hasta los 4,8 millones de metros cuadrados. El grupo textil defiende que “el nuevo espacio bruto en ubicaciones clave creció un 2%”, en el informe de gestión de su último ejercicio que hizo público este jueves.

Las cadenas más afectadas fueron Oysho, la marca de moda íntima, que perdió un 9% de superficie comercial; seguida de Pull&Bear, con un 8%; y de Bershka y Massimo Dutti, ambas con un recorte del 7%. Aunque Zara, buque insignia de Inditex, es la cadena que más tiendas ha cerrado, con 117 establecimientos menos, pero también la de menor reducción de superficie comercial, un 4%.

Después de Zara, la enseña que redujo más sus puntos de venta fue Bershka, con 102 menos. Pull&Bear cerró el ejercicio con 97 tiendas menos; Massimo Dutti tenía 77 menos, las mismas que perdió Oysho; Stradivarius redujo en 70 su red y Uterqüe solamente cuatro, si bien es la red más pequeña con solo 85 establecimientos frente a los más de 2.000 de Zara.

Otros 400 cierres este año

“Inditex ha sido muy activo en la optimización del espacio comercial durante el año, con 111 aperturas y 96 reformes que incluyen 45 ampliaciones”, explica la compañía, que añade que a lo largo del ejercicio se realizaron aperturas en 29 mercados.

A lo largo de este año, el grupo prevé culminar el “plan de optimización de tiendas”, es decir, la reestructuración que comenzó el pasado ejercicio, para lo que tendrá que bajar la persiana de 400 establecimientos, que se combinará con un centenar de aperturas, si mantiene el ritmo previsto en dicho plan.