Pharma Mar busca fármacos de otras empresas para consolidar su crecimiento

La biotecnológica sitúa la adquisición de licencias de productos para comercializar en Europa entre los ejes de su plan de crecimiento, que tiene al Aplidin y al Zepzelca como referentes

Pharma Mar busca fármacos de otras empresas para consolidar su crecimiento

Como sucedió en la junta de accionistas de 2020, Pharma Mar vuelve a abrir la puerta a adquirir licencias de fármacos de otras empresas para su comercialización en la Unión Europea. La biotecnológica sitúa esta línea de actuación dentro de su plan de crecimiento para el presente ejercicio, dando una vuelta de tuerca a su tradicional operativa, la de vender licencias de sus propios productos a otras compañías. Por esta vía obtuvo el grueso de sus ingresos en el pasado ejercicio, cuando logró su récord histórico de facturación con 270 millones.

La posición de tesorería de la farmacéutica, con 216 millones entre caja e inversiones financieras, frente a una deuda de 53 millones, facilitaría el crecimiento inorgánico, en el que también se incluye la posibilidad de adquirir otras empresas siempre que ayuden a generar un ebitda positivo, según fuentes empresariales. En la compañía señalan que la adquisición de licencias de productos de terceros siempre está sobre la mesa y que es un análisis habitual dentro de la operativa de Pharma Mar.

En todo caso, supone uno de los ejes de la estrategia de la empresa para continuar engordando tras su año récord. El desarrollo de Aplidin para el tratamiento del Covid-19 y la expansión del antitumoral lurbinectedina serán las otras dos claves del ejercicio en curso.

Expansión de Zepzelca

La documentación trasladada por la empresa en la junta de accionistas de este jueves muestra que ha percibido unos 285 millones de euros merced al acuerdo con Jazz Pharmaceuticals para la comercialización de Zepzelca, tratamiento pora el cáncer de pulmón microcítico, de los cuales 15 millones proceden de royalties y el resto del acuerdo de licencia.

El fármaco estrella está pendiente de dos nuevos ensayos este año para su aprobación en Europa y la confirmación en EEUU, donde ya se aprobó por procedimiento acelerado. El segundo ensayo sería para el tratamiento de mesotelioma. “De igual forma, PharmaMar tiene previsto incluir una o dos nuevas moléculas en fase I en el pipeline de oncología durante el 2021”, señalo Pharma Mar en un comunicado.

El tratamiento del Covid-19

Junto a la lurbinectedina, el otro gran reto de la compañía de José María Fernández de Sousa es el tratamiento del Covid-19. El Aplidin está pendiente del ensayo de fase III Neptuno, que tiene previsto reclutar más de 600 pacientes, en diferentes centros europeos y del resto del mundo.

El pasado mes de febrero, la Agencia Británica del Medicamento (MHRA, Medicines and Healthcare products Regulatory Agency) autorizó el inicio del ensayo de fase III, que tiene como objetivo primario determinar la eficacia de plitidepsina para el tratamiento de pacientes hospitalizados con infección moderada de Covid-19. Se espera también en breve que este ensayo cuente con la autorización para iniciarse en otros países de Europa.

Por otro lado, también prevé iniciar el estudio Aplidurg de fase II en pacientes asintomáticos de Covid 19.