Pharma Mar y Novavax se quedan al margen del ‘pelotazo’ de las farmacéuticas del Covid con ómicron

Mientras Pfizer, Biontech y Moderna suben en bolsa, Novavax, aliada de la gallega Zendal, es incapaz de rentabilizar la ómicron y Pharma Mar continúa cerca de los mínimos del año

Pharma Mar y Novavax se quedan al margen del ‘pelotazo’ de las farmacéuticas del Covid con ómicron

La nueva ofensiva del Covid que hundió los mercados la pasada semana está sirviendo de revulsivo a las farmacéuticas de la vacuna, que desde el viernes, empujadas por la aparición de nuevas variantes del virus, se anotan fuertes subidas en bolsa. Con la cepa ómicron ya en España y Portugal, Pfizer se revalorizó un 3% en las dos últimas sesiones; su socia Biontech, cerca de un 20%; y Moderna se ha disparado más de un 30%.

Fue precisamente Moderna, el segundo compuesto más usado en España después de Pfizer, quien apuntó que la nueva variante presenta un “riesgo significativo” de evitar la inmunidad generada con las vacunas. Aunque lo cierto es que todas están trabajando en adaptar sus tratamientos para la nueva cepa.

Entre las que anunció que se ponía manos a la obra para tener la vacuna lista en unas semanas estuvo Novavax, la biotecnológica norteamericana que encargó a la gallega Zendal la fabricación del antígeno de su compuesto contra el Covid, pero que aún no consiguió aprobar tras varios retrasos en el proceso de evaluación.

Sin embargo, ni la farmacéutica de Maryland ni Pharma Mar, la otra empresa del gremio vinculada a Galicia –aunque ya prácticamente solo a nivel accionarial– consiguen, por el momento, sacar partido a los rebrotes y al temor generalizado de que la pandemia y las restricciones se alarguen.

Indiferencia de los inversores

El caso de Novavax es llamativo. Cae casi un 40% desde los máximos anuales por culpa de las dudas generadas alrededor del proceso de aprobación de su vacuna, que fue retrasando hasta situarlo ya en 2022. La llegada de ómicron le permitió repuntar más de un 8% el viernes, pero todo lo ganado ese día lo perdió este lunes. De hecho, antes de la subida los títulos cotizaban a 200 dólares y a cierre de la última sesión habían caído por debajo de esa cifra, hasta los 194 dólares, tras marcar un pico de 228.

A Pharma Mar no le va mejor. La acción ha reaccionado con indiferencia al nuevo escenario, repuntando ligeramente el viernes y volviendo a caer este lunes, en medio del tenue rebote del Ibex. La biotecnológica de José María Fernández de Sousa ha perdido algo más de la mitad de su valor en bolsa desde máximos anuales y actualmente está marcando mínimos, con la acción intercambiándose en torno a los 58 euros.

Pharma Mar tiene un negocio de test del Covid, que se ha visto lastrado por la fuerte competencia; y un tratamiento para el virus, Aplidin, que no logrará autorización para su comercialización hasta el año que viene. Como sucede con Novavax, la compañía parece llegar tarde a la crisis sanitaria, ahora dominada por Pfizer y Moderna.