Galicia prevé alcanzar el pico de la sexta ola del Covid antes de Navidad

El gerente del Sergas indica que las previsión es que se alcance el pico de la nueva ola de coronavirus “en dos o tres semanas”, aunque el comportamiento es “muy variable”

Coronavirus en Galicia

Un camarero protege su establecimiento a la hora del cierre por las medidas ordenadas por la pandemia de Covid-19, en Santiago de Compostela, en una imagen de archivo. Europa Press

El gerente del Sergas, José Flores, ha indicado este domingo que las previsiones de los expertos sanitarios es que el pico de esta nueva ola de coronavirus, la sexta, se alcance en “unas dos o tres semanas”. Por tanto, antes de la Navidad. No obstante, ha destacado que el virus tiene un comportamiento “muy variable”.

En una entrevista concedida a Radio Galega, Flores ha explicado que esta ola, aunque presenta un «perfil similar» a las pasadas, se comporta diferente en cuanto a presión asistencial y, sobre todo, síntomas de gravedad en los pacientes, «en lo que tiene mucho que ver la vacunación».

Pendientes de las fiestas y de la nueva cepa

Además del propio comportamiento del virus, el gerente ha señalado que las fiestas de Navidad, el black friday y otros motivos de reunión en espacios cerrados «podrían influir» en el desarrollo de esta sexta ola.

Igual de cauto se ha mostrado respecto de la nueva variante sudafricana, sobre la que ha destacado la necesidad de «esperar» para «no alarmar a la sociedad». «No sabemos exactamente de qué se trata ni si la vacuna la cubre», indicó.

Medidas sobre la mesa

El responsable del Sergas también ha abordado las nuevas condiciones para la entrada en vigor del certificado Covid, del que siempre han sido «partidarios» para «detener la transmisión del virus». Su extensión en otros parámetros –ahora mismo se solicita en restaurantes todo el día y en cafeterías a partir de las 21.00 horas– «siempre está encima de la mesa», aunque ha recalcado que se debe estudiar la evolución de la situación.

«Evidentemente, todas las medidas anteriores que funcionaron, son medidas que en cualquier momento pueden estar otra vez en vigor para tratar de paliar la expansión del virus», resumió.

Sobre la obligatoriedad de presentar el certificado en otros ámbitos, como ocurre ya para las visitas a ingresados en centros hospitalarios, ha apuntado que tampoco se descarta. Las posibilidades se centrarían en locales cerrados, como eventos deportivos o centros comerciales, pero ha puntualizado que «a día de hoy, todavía no es necesario».

¿Restricciones preventivas?

Otra de las posibilidades sería la aplicación de un paquete de medidas preventivas para «adelantarse» al esperable incremento de contagios en Navidad. «Es una posibilidad que haya medidas especiales. Las navidades son fechas de especial riesgo, con más reuniones sociales que tienen a gente mayor implicada, con mayor circulación del virus. Se estudiará en función de los datos, pero hay que esperar», ha explicado.

Dentro de estas posibles medidas, podría estudiarse limitar las actividades de pie y pasen a ser con asistentes sentados, «siempre en locales cerrados». «De pie es complicado hacer que la gente guarde la distancia», ha señalado Flores.