PSA resiste al Covid-19 y gana 2.200 millones en el año de la pandemia

El grupo PSA aporta 2.173 de los 2.200 millones de euros de beneficios del consorcio que forma con Fiat Chrysler tras sufrir un recorte del 32%

PSA

Imagen de archivo de la factoría de PSA en Vigo

La crisis por el coronavirus golpea, pero no tumba a PSA. El consorcio Stellantis, con el que se denomina a la firma surgida tras la fusión del grupo galo y la estadounidense Fiat-Chrysler, cerró el año 2020 con unos beneficios de casi 2.200 millones de euros.

Se trata de un descenso del 62% que se hace especialmente intenso en el caso de Fiat-Chrysler. Sus ganancias se han desplomado un 99%, hasta los 24 millones de euros, triplicando así el descenso de PSA. El grupo que engloba las marcas Peugeot, Citröen, Opel y DS y que tiene en Balaídos (Vigo) su principal factoría de la Península Ibérica vio cómo su beneficio retrocedía un 32%, hasta situarse en los 2.173 millones de euros.

Los márgenes del grupo

«Estos resultados muestran la solidez financiera de Stellantis, que reúne dos empresas fuertes y sanas. Stellantis comienza una andadura lanzado y se concentra totalmente en conseguir las sinergias anunciadas», indicó su consejero delegado, Carlos Tavares.

Las ventas del grupo cayeron un 18,7%, hasta los 60.730 millones de euros, en un año marcado por la pandemia y el margen operativo ajustado se situó entre el 5,5% y el 7,5%, elevándose hasta el 9,4% en el caso de PSA en el segundo semestre del año, el menos afectado por la pandemia.

Stellantis confirmó su compromiso de distribuir a los accionistas 1.000 millones de euros en dividendos, lo que supone 0,32 euros por título, siempre que sea aprobado por la Junta de Accionistas prevista en abril próximo.