¿Quién quiere comprar Alu Ibérica? Más de 50 empresas contactadas y solo una interesada

La Xunta trabaja en estos momentos con una firma interesada en los activos de la antigua Alcoa en A Coruña. El cuaderno de venta se ofreció desde Galicia a más de medio ciento de firmas nacionales y extranjeras

Trabajadores de Alu Ibérica en A Coruña exigen la intervención de la planta ante una situación "muy crítica". Foto: Europa Press

Trabajadores de Alu Ibérica en A Coruña exigen la intervención de la planta ante una situación «muy crítica». Foto: Europa Press

No es fácil encontrar un pretendiente para la antigua fábrica de Alcoa en A Coruña. Fuentes empresariales del sector del aluminio explican que la factoría está ya muy “desfasada” debido a la falta de inversiones en los últimos años. Eso, unido a los precios energéticos, dificultan que los activos de Alu Ibérica en la ciudad herculina logren una nueva vida ligada a esta rama industrial. Para muestra, un botón: en los últimos meses la administración autonómica se ha puesto en contacto con más de medio ciento de empresas nacionales e internacionales. Sin embargo, a día de hoy, se trabaja únicamente con una compañía que, eso sí, podría acabar abriendo un nuevo horizonte.

Según ha podido saber Economía Digital Galicia, la Xunta de Galicia comenzó hace unos meses, mientras la crisis de Alu Ibérica arreciaba –su caída se precipitó después de que la Audiencia Nacional iniciase una investigación por presunta descapitalización fraudulenta por parte de sus últimos dueños, Grupo Industrial Riesgo–, con un trabajo de análisis y puesta en contacto con empresas que pudiesen estar interesadas en el activo. Se llegó a hablar con 54 compañías, tanto españolas como extranjeras.

La Consellería de Economía junto a técnicos de la propia planta de A Coruña elaboraron un cuaderno de venta en el que se exponen las potencialidades de la factoría y destacan la posibilidad de transformación en una factoría de aluminio verde, es decir, reciclando el material a partir de chatarra. El documento habría sido entregado a varias de las compañías que, tras el contacto inicial, mostraron receptividad y optaron por estudiar el proyecto. En este momento, no obstante, la administración autonómica estaría trabajando con un único grupo que mantiene su interés.

La diferencia con Asturias

Contrasta esta situación con la que vive otra antigua planta de Alcoa que acabó en manos de Riesgo, la de Avilés, en Asturias. Según medios locales, en la actualidad habría hasta seis interesados en ella, entre los que destacarían viejos conocidos del aluminio galleg que en su día quisieron pujar por la factoría de aluminio primario de San Cibrao. Destaca en la quiniela Aludium (que ya compró a los americanos las plantas de Alicante y Amorebieta), el gigante singapureño Trafigura y la siderúrgica vasca Sidenor.

Distintas voces del sector explican que una de las mayores ventajas de la planta asturiana (dedicada históricamente a la fundición de maquila) frente a la de A Coruña es la concesión de uso que tiene en el puerto de Avilés, motivo por el que, aseguran, podría acabar el manos del grupo de fabricación de torres eólicas Windar. “Teniendo en cuenta los millones que pide el administrador concursal, además de los precios eléctricos, no es una tarea sencilla que ninguno de los dos activos se mantenga haciendo aluminio”, opinan.

Llamada al Gobierno central

En Galicia, desde la Xunta aseguran que “seguirán trabajando en la búsqueda de otras posibles empresas que se intereses por el proyecto”, aunque recuerdan que el cuaderno de venta también fue remitido al Gobierno central “para que pudiese realizar contactos con posibles empresas interesadas”. “Esperamos que desde la administración central se demuestre que existe una implicación real en la búsqueda de un socio industrial para dar continuidad a la actividad en la planta”, apuntan.