¿Quiénes son FCC y ACS, los gigantes que levantaron el tramo de la A-6 derrumbado?

Las dos compañías están señaladas por el derrumbe del tramo de la A-6 que fue inaugurado hace apenas 21 años con un coste de 11 millones el kilómetro, el más caro de toda España

Florentino Pérez y Carlos Slim

Florentino Pérez y Carlos Slim

El derrumbe del viaducto de la A-6 salpica a Fomento de Construcciones y Contratas y al grupo Actividades de Construcción y Servicios. Las dos compañías fueron las encargadas, a través de una unión temporal de empresas (UTE) de levantar este tramo que fue el más caro de España.

Fue en el año 2001 cuando se inauguró este tramo que conecta la meseta con la provincia de Lugo, cuyo coste por kilómetro rondó los 11,3 millones de euros hace 21 años. La obra fue adjudicada en el año 1997 con un plazo de ejecución de 42 meses. Los trabajos de construcción recayeron sobre FCC Construcción (33%), su matriz Fomento de Construcciones y Contratas (otro 33%) y ACS, con el 33% restante.

Así son ACS y FCC

Las dos primeras forman parte del universo FCC (empresa ahora controlada al 81% por el magnate mexicano Carlos Slim), mientras que la segunda está capitaneada por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Esta última es la única constructora, junto a Ferrovial, que cotiza en el Ibex 35. Ambas firmas formaron durante años del repóker de empresas del sector en el máximo selectivo español, en el que también llegaron a estar presentes OHL, Sacyr (las dos lo abandonaron en verano de 2016) y la propia FCC, que fue apartada tras la opa lanzada por Slim.

En el caso de ACS, la compañía dista de la situación que atravesaba a comienzos de siglo. Y es que el grupo que lidera Florentino Pérez ha diversificado su negocio para abarcar también servicios industriales o de mantenimiento de edificios a través de su filial Clece o concesionarias de autopistas con la compra de Abertis.

La compañía cerró el ejercicio 2021 con una facturación de 27.837 millones de euros y con un beneficio récord de 3.045 millones tras anotarse plusvalías millonarias con la venta de Cobra a la firma francesa Vinci. la filial corrió el mismo destino que otro de sus antiguos buques insignia, Urbaser (concesionaria de servicios de limpieza en ciudades), que en 2016 fue vendida por unos 1.300 millones de euros a Firion Investments y que el año pasado fue comprada por Platinum Equity (fondo propietario de Iberconsa) por 3.500 millones de euros.

Similitudes y diferencias entre ACS y FCC

ACS, que factura el triple en Estados Unidos (aporta el 45,5% de las ventas totales), que en España (14,3%) cuenta con un valor en bolsa de 7.069 millones de euros. Se trata de una cifra que supera a a los 4.269 millones de FCC, la empresa que llevó la voz cantante en la UTE que se adjudicó las obras del viaducto derrumbado en la A-6.

La firma controlada por Carlos Slim recibió el mes pasado el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para hacerse con el 24% de la también constructora Metrovacesa a cambio de pagar unos 262 millones de euros.

FCC da así un nuevo paso tras enderezar el rumbo. En concreto, el grupo se había anotado números rojos entre los años 2012 y 2016, pero desde entonces ha logrado beneficios en todos los ejercicios. En el más reciente (2021) se apuntó unas ganancias por valor de 580 millones de euros (duplicando así a los 262 millones del año anterior) tras llevar su facturación hasta los 6.659 millones de euros (el máximo de la era Slim).

A diferencia de ACS, la compañía participada al 4,6% por Esther Koplowitz tiene en el mercado español el principal motor de su cuenta de resultados. Las ventas en España representaron el 59,6% del total, mientras que Reino Unido se erigió como el segundo mayor mercado con el 10,9%.

La similitud con el grupo controlado por Florentino Pérez radica en la diversificación de sus áreas de negocio. La construcción supuso el 25,2% de su cifra de negocio en 2021, frente al 46,8% de su área de medio ambiente.