Un estudio del CSIC avala los productos de Profand

El análisis concluye que los niveles de anisakis y otros parásitos zoonóticos en los productos cefalópodos de la empresa gallega son "inapreciables"

Imagen de archivo de nasas para la pesca

Imagen de archivo de nasas para la pesca

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través de la Unidad Técnica de Biobanco del Instituto de Investigaciones Marinas (IIM), ha elaborado un estudio acerca de los posibles riesgos en seguridad, calidad y calidez de los productos cefalópodos (pulpo, choco, calamar y pota) del Grupo Profand. El resultado muestra niveles «inapreciables» de anisakis y otros parásitos zoonóticos.

El principal proveedor de Mercadona demuestra así la seguridad de sus productos ya que la presencia de dichos parásitos «es negligible y no es comparable a otras especies de productos de la pesca, según se ha comprobado a través de procesos de bancarización, análisis bioinformático y un sistema de puntuación por atributos». Sumado a esto, el CSIC ha implementado un programa de formación (blended learning), que combina e-learning y encuentros presenciales, para «incrementar la formación interna del personal técnico de la empresa y garantizar que el nuevo personal siga los estándares de calidad establecidos».

“Los datos obtenidos indican claramente que el nivel de riesgos asociado a parásitos en los cefalópodos comercializados por el Grupo Profand es negligible, y no comparable al de otras especies pesqueras piscícolas marinas”, subraya Santiago Pascual, investigador del grupo ECOBIOMAR. Ángel F. González, jefe del grupo, ha querido destacar que “los resultados revelaron que los cefalópodos objeto de estudio ofrecen una garantía real en el control de los riesgos asociados a la exposición a parásitos zoonóticos”.

El Grupo Profand es una marca pesquera familiar con sede en Vigo y capital 100% español especializado en la captura,  transformación  y comercialización  de  productos  del  mar,  con  presencia  directa  en  ocho  países  y  activo  en  los  principales mercados del sector. Cuenta con un capital humano de más de 2.900 trabajadores y una flota propia para abastecerse en los principales caladeros del mundo bajo un modelo verticalmente integrado.