Los cierres del Santander se comerán un tercio de su red en Galicia

Con 234 oficinas, el plan de cierres ligado al ERE de Banco Santander podría afectar a 79 sucursales de su red gallega. El mayor impacto se lo llevará Lugo

Los cierres del Santander se comerán un tercio de su red en Galicia

Nuevos cambios en el mapa bancario de Galicia. Si bien la fusión entre BBVA y Banc Sabadell, y con ella los cambios que podría generar, ha quedado en suspenso, la red financiera gallega sigue sujeta a cambios. El nuevo plan de cierres puesto en marcha por el Santander para su negocio en España afectará a más de un tercio de sus oficinas en la comunidad.

Según apunta el diario Cinco Días, el 33% de las 234 oficinas con las que cuenta en la actualidad el Santander en Galicia bajarán la persiana con las nuevas medidas de reestructuración. Porcentualmente, Lugo será la provincia más afectada, ya que el plan de cierres podría acabar con la mitad de su red.

Una de cada tres oficinas, cerrada

Los cálculos iniciales indican que en la provincia de A Coruña el Santander podría cerrar 32 oficinas, dejando abiertas 70 y reduciendo su red en algo más de un 31%. En Lugo, las estimaciones dicen que la financiera cerrará 15 de sus 30 oficinas, es decir, el 50%. En Pontevedra, 23 sucursales echarían el cerrojo, por 52 que permanecerían (30%), mientras que en Ourense nueve oficinas se verían afectadas mientras que 18 se mantendrían.

El plan del Banco Santander pasa por un ERE que afectará a unos 4.000 empleados (cerca del 15% de su plantilla total en España) y que pretende reubicar a algo más de un millar. En el conjunto de España, los cierres como en Galicia, afectarán a un 30% de su red de sucursales.

Esta semana, Galicia ya acogió las primeras manifestaciones en contra de esta nueva medida de recorte. El sindicato CIG denuncia la destrucción del empleo en la comunidad en los últimos años. La central nacionalista recuerda que el Santander ya aplicó un ERE el año pasado que finalizó en marzo de 2020. «A esa altura el cuadro de personal de la entidad era de 1.806 personas en Galicia. Con respecto a 2018 esto supuso una reducción de 304 personas. Desde entonces aún se redujo más el personal por medio de despidos y prejubilaciones, quedando en 1776 personas», apuntan.