Gradiant impulsa un laboratorio 5G en Vigo que mira a los fondos europeos

El centro tecnológico Gradiant desarrolla un laboratorio 5G cuya finalidad última es atraer a una de las 10 grandes multinacionales tecnológicas para que instalen una planta en Galicia

Gradiant pone en marcha un laboratorio 5G en Galicia, llamado a captar fondos europeos y atraer a la comunidad a una las grandes multinacionales tecnológicas

La implantación de la tecnología 5G en Galicia toma cuerpo. El centro tecnológico Gradiant proyecta poner en marcha un laboratorio-centro empresarial de desarrollo 5G que se pondrá en marcha, previsiblemente, en el primer semestre del año y que dará servicio a empresas de la comunidad.

Sin embargo, el objetivo de este proyecto, que cuenta con financiación de la Xunta, del Gobierno central y de Europa, es mucho más ambicioso, ya que su finalidad es la de atraer a una de las 10 grandes multinacionales tecnológicas, para que instalen una planta en Galicia. La fundación tecnológica reconoce que ya ha iniciado contactos.

La iniciativa arranca con un presupuesto de un millón de euros, pero pretende captar otros 10 más en los próximos años. El director general de Gradiant, Luis Pérez Freire, subrayó en la presentación del laboratorio que este está ubicado en el propio centro tecnológico y que arrancará con una plantilla de entre 15 y 20 empleados, si bien cuenta con el asesoramiento del centenar de trabajadores que conforman el grupo tecnológico.

Next Generation

Si bien el proyecto ya cuenta de partida con la ayuda de la Axencia Galega de Innovación y con la cofinanciación del programa operativo Feder, el proyecto podría integrarse en los fondos Next Generation de la UE.

Pero, ¿qué hará este laboratorio? La idea es apoyar el uso e implantación del 5G en las empresas gallegas y, especialmente, en las pymes, que son el 85% de sus clientes. El laboratorio se enfocará al apoyo de sectores como el aeroespacial, la automoción, la industria 4.0, la modernización del sector primario o la sanidad.

Según ha explicado Luis Pérez Freire, la tecnología 5G podrá ser útil en cuestiones como la localización remota de naves, la conducción inteligente, los coches autónomos, los procesos productivos, o la monitorización remota en la atención sanitaria, entre otros ámbitos.

Galicia, un polo del sector TIC

Grandiant es una fundación que centra su trabajo en prestar servicios y desarrollar proyectos conjuntos con pequeñas y medianas empresas del sector TIC. En su patronato están las tres universidades públicas gallegas, además de muchas de las grandes tecnológicas que operan en Galicia, de Altia a R, Plexus o Televés, entre otras, además de Abanca y la asociación INEO.

«Queremos que el laboratorio sea un instrumento útil, sobre todo a las pymes, y que esté abierto a las empresas», ha señalado el director de Gradiant, quien ha añadido que este centro tecnológico está trabajando precisamente en una «cartera de servicios» para ofrecer a sus clientes.

A ese respecto, ha afirmado que este proyecto nace en un momento «clave», de transición del 4G al 5G, y «hay mucha tecnología por desarrollar«. «No todo el mundo puede hacerlo, y aquí se abre un hueco de oportunidad para las empresas pequeñas, pero con un foco tecnológico claro», ha señalado Pérez Freire, que ha confirmado que el laboratorio ya cuenta con equipamiento y las empresas han mostrado su interés en el servicio.

Un centro tecnológico pionero

Durante la presentación del proyecto, la directora de la Axencia Galega de Innovación (GAIN), Patricia Argerey, ha puesto en valor el trabajo de Gradiant y su capacidad de «tracción» en el «ecosistema empresarial», especialmente en un contexto de pandemia en el que se ha «acelerado» la digitalización. Para Argerey, este laboratorio-centro empresarial es una «iniciativa de mucho valor».

Argerey destacó que este proyecto “se enmarca en el proyecto de priorización de tecnologías digitales a nivel europeo a través del plan de recuperación y resiliencia”.

Mientras, el gerente de Gradiant, Fernando Jiménez, ha recordado que este centro, puesto en marcha hace más de 12 años, ha invertido en innovación más de 47 millones de euros en este período, en el que ha trabajado para 340 clientes.

Este centro tecnológico cuenta con una plantilla de altamente cualificada de casi un centenar de personas y, en 2020, ha tenido unos ingresos de 5,3 millones de euros. Además de sus proyectos internacionales, trabaja habitualmente en cooperación con unas 200 firmas gallegas.