Jealsa se vuelca con la economía circular con su nuevo negocio para aprovechar los restos del pescado

La mayor conservera de toda España prevé exportar el 90% de la producción de su filial Valora Marine Ingredients, que busca dar valor añadido a partes del pescado que no se emplean en el sector alimentario

Conservera Jealsa en Boiro

Conservera Jealsa en Boiro

Jealsa da un nuevo paso en su apuesta por la economía circular. La conservera con sede en Boiro, líder en España por volumen de negocio, ha anunciado este miércoles que exportará el 90% de la producción que genere a través de su filial Valora Marine Ingredients.

Esta sociedad se dedicará al aprovechamiento de los restos de pescado con el objetivo de aportar valor añadido. Para ello se transformarán «partes del pescado que no se emplean para alimentación en ingredientes de alto valor para diferentes sectores productivos, desde bases gastronómicas a tratamientos para el ácido úrico o ingredientes funcionales para la salud cognitiva, entre otros», según revela la firma a través de un comunicado.

«La principal misión de la compañía es aportar valor a las empresas y a la sociedad asegurando un aprovechamiento integral de los recursos del océano y una gestión ambiental respetuosa», afirma David Cabanelas, director de Valora Marine Ingredients, empresa que tendrá a China como mercado de referencia.

De la agricultura a la gastronomía y la industria farmacéutica

«Nuestro plan estratégico pasa por seguir construyendo nuevas líneas de valorización con aplicación en un gran número de sectores y mercados, como parte de nuestra misión de aportar valor a la sociedad mediante el aprovechamiento integral de los recursos y el desarrollo continuo de talento», añade.

Por otra parte, desde la compañía se apunta que «el crecimiento exponencial de Valora Marine Ingredients, así como el interés creciente de los mercados internacionales, ha hecho que en los últimos dos años la compañía haya puesto en marcha cuatro nuevas líneas de valorización».

«Basadas en el uso de tecnologías respetuosas con el producto y el medio ambiente, cuyos productos resultantes encuentran su destino en sectores como el gastronómico, la agricultura o la industria farmacéutica, entre otros», explica.