¿Queremos que Madrid sea como la Barcelona de Ada Colau?

No puedo dejar de acordarme del gran acierto de Feijóo al enfrentarse a las directrices de Génova y cuestionar la integración de Ciudadanos

¿Queremos que Madrid sea como la Barcelona de Ada Colau?

06/03/2020 la presidenta y portavoz del Grupo de Cs en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, durante su intervención en el encuentro ‘Mujeres Liberales’.En Málaga (Andalucía, España), a 06 de marzo de 2020. POLITICA Álex Zea – Europa Press

Degradan la política, degradan las instituciones de este país, y sin ninguna duda se degradan ellos mismos como personas hasta límites infinitos. La decadencia e irrelevancia del partido de Ciudadanos — ya muy próximo a su liquidación-, sumado al oportunismo sin escrúpulos del PSOE y Unidas Podemos y a los clamorosos e inasumibles errores de estrategia del más que cuestionado secretario general del PP, Teodoro García Egea; están a punto de provocar un tsunami político que puede propiciar un cambio electoral y político, no sólo en distintas comunidades autónomas, sino también en las cúpulas de las formaciones de centro derecha y derecha, es decir, en Vox, PP y Ciudadanos.

Vox es el gran beneficiado de los agobios y traiciones de los demás. Puede confirmarlo hasta Tezanos

Es cristalino que el partido de Inés Arrimadas está en sus últimos estertores como formación política y supongo que sus dirigentes acabarán repartidos en diversas formaciones cuál colores en el arco iris.

Es una incógnita si el PP logrará enderezar el rumbo de la nave, en la que todos los días están afanados en tapar las numerosas vías de agua que se abren, con nuevos capitanes o capitanas de navío.

¿Y Vox? pues es el gran beneficiado,- aunque a priori no lo parezca -, de los agobios y traiciones de los demás y ahí están las encuestas de diversos medios para confirmarlo, incluso la de Tezanos.

El acierto de Feijóo

No puedo dejar de acordarme del gran acierto del presidente Feijoo, el cual, enfrentándose a las directrices de Génova, cuestionó la dantesca  integración del partido de Arrimadas en la última convocatoria electoral gallega. Acertó de pleno, y así hay que reconocerlo. Es el político que más se aproxima, a día de hoy en España, al estadista que tanto se necesita.

Aunque el no se anime a dar el paso de liderar el nuevo PP que debería salir de su convención nacional en otoño, si se podría esperar que apoyase y respaldase al próximo presidente o presidenta del PP nacional. Creo que si debería asumir esa responsabilidad e intuyo que en eso está.

¿Qué estará pensando Albert Rivera?

La realidad es que Ines Arrimadas y su bluf de partido se han entregado a la izquierda radical sin ningún reparo. ¿A cambio de qué? pues seguro que lo sabremos en breve. ¿Qué estarán pensando sus votantes y su ex líder Albert Rivera? No creo que sea muy complicado responder a ese interrogante.

¿Queremos que Madrid sea como la Barcelona de Ada Colau?
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, dan una rueda de prensa conjunta. EFE/Emilio Naranjo

Me voy a mojar. En Madrid los votantes de centro, liberales y conservadores tienen una candidata con mayúsculas que se llama Isabel Díaz Ayuso. Enfatizo sus propias palabras: «No puedo aceptar que se suban los impuestos, que entren a adoctrinar en los colegios, que cierren los comercios y la hostelería o que destruyan el tejido empresarial de Madrid, o que nos impongan lo que debemos pensar. En definitiva, no puedo permitir que Madrid pierda su libertad».

¿Queremos que Madrid sea como la Barcelona de Ada Colau y la Cataluña del radicalismo independentista más feroz de hoy?

Discurso y palabras firmes, con contenido, y con las que me identifico totalmente, porque pienso que Madrid necesita un gobierno estable, ideas claras, soluciones ambiciosas, estabilidad y sentido de Estado. Y todo ello lo representa, una hábil y sólida mujer, que ha sido capaz de aguantar las más brutales embestidas de los social-comunistas de una manera constante y sonrojante. Una mujer resolutiva, eficiente y eficaz, y que merece ser de nuevo la presidenta de todos los madrileños por el bien de España, sin paliativos.

Y no puedo finalizar esta columna sin una reflexión: ¿Queremos que Madrid sea como la Barcelona de Ada Colau y la Cataluña del radicalismo independentista más feroz de hoy? Pues para que esa devastadora aberración no suceda y como parapeto ante el libertinaje radical, aún hay solución, se llama Ayuso.