España retrasó por el coronavirus el plan de seguridad ferroviaria que le pidió Europa tras Angrois

La portavoz del BNG en Bruselas, Ana Miranda, ha interpretado el aplazamiento como "una escusa para no cumplir la normativa europea de seguridad ferroviaria"

España retrasó por el coronavirus el plan de seguridad ferroviaria que le pidió Europa tras Angrois

El Alvia siniestrado en la curva de Angrois

La comisaria de Transportes, Adina Valean, ha comunicado a la portavoz del Bloque en Bruselas, Ana Miranda, el aplazamiento del plan de seguridad ferroviaria que el partido nacionalista requirió junto a quejas planteadas por las víctimas del accidente del tren Alvia ocurrido en la localidad santiaguesa de Angrois en 2013. El retraso del plan se debe, según Valean, a consecuencias de la pandemia sanitaria del Covid, algo que Miranda ha interpretado como una excusa del Gobierno central «para no cumplir la normativa europea de seguridad ferroviaria».

El plan de seguridad ferroviaria se lo exigió Europa a las autoridades españolas a raíz de una denuncia del BNG y de las demandas de parte de las víctimas y familias del accidente de Angrois. Miranda considera que «las excusas se suceden desde la apertura del procedimiento de infracción en 2019: procesos electorales, Gobierno en funciones y ahora el coronavirus», todo con el fin de no cumplir la normativa.

La versión de la Comisión

En su defensa, la Comisión ha apuntado que España «informa periódicamente sobre la situación del plan de acción» y precisa que el procedimiento de infracción «no está relacionado con la obligación de investigar los accidentes ferroviarios en España ni con ningún accidente concreto, sino que tiene por objeto garantizar que el sistema ferroviario general en el país cumple plenamente los requisitos de la Unión».

«Debido a la pandemia de Covid-19, las autoridades españolas han tenido que aplazar varias acciones y actividades del plan de acción de seguridad ferroviaria. La Comisión está supervisando rigurosamente la situación para garantizar su seguimiento», resaltan, añadiendo que no es posible concretar ningún plazo para su cumplimiento.

Críticas de Miranda

Para la portavoz nacionalista, este contratiempo no es más que «un retraso más sin justificación que se suma a las demoras anteriores». Además de «la falta de diligencia del Gobierno español», la representante del BNG en Europa reprocha «falta de transparencia» a la Comisión Europea, lo que confronta con «la agilidad» de la comisaria anterior, Violeta Bulc, que recibió a las víctimas del siniestro ferroviario de Angrois en varias ocasiones.

Así las cosas, dos años después de la apertura del procedimiento de infracción, advierte de que «ya no se está en el momento de abordar preocupaciones, sino de tomar decisiones y ejecutar las medidas que garanticen la seguridad ferroviaria».