La patronal eólica estalla por el frenazo al desarrollo de nuevos parques en Galicia

La Asociación Eólica de Galicia destaca que la comunidad lleva tres años con una instalación "prácticamente nula" en plena transición energética y reclama "estabilidad reguladora y seguridad jurídica" para poder atraer inversores hacia "entornos de confianza"

Presidente de la patronal eólica Manuel Pazo Paniagua

El presidente de la Asociación Eólica de Galicia (EGA), Manuel Pazo Paniagua, presenta el informe del impacto económico y social del sector eólico en Galicia 2020 – Europa Press

La Asociación Eólica de Galicia (EGA) exige a los partidos políticos y administraciones una «planificación clara» para el sector y «seguridad jurídica» de inversión y para los funcionarios que firman las autorizaciones administrativas. Según la patronal eólica Galicia «lleva tres años con instalación prácticamente nula» en plena transición energética y con el problema de la subida de materias primas e inflación ligado al tema energético». También apelan a la sociedad para «buscar entre todos una mejor solución energética hasta el 2030».

«Hace doce años todos los grupos parlamentarios aprobaron añadir 2.500 Mw a los existentes, y hoy, ante una alerta energética y climática demoledora, se echan para atrás y se oponen», ha advertido la entidad.

El presidente de EGA, Manuel Pazo Paniagua, ha reconocido que «nadie duda» que las energías renovables son «la única solución» en la transición energética y ha señalado que en Galicia la eólica «está madura» porque «se dispone de una tecnología avanzada y una experiencia acreditada de muchos años de implantación». «Un país no se puede permitir el lujo de confrontar año tras año su política energética y su planificación», ha censurado.

En este sentido, ha argumentado que la energía eólica es «super competitiva» y ha concretado que un molino en estos momentos «permite ahorrar seis millones de euros al año de importación de gas» y aporta «unos 20 puestos de trabajo», además de «los pagos de impuestos y los alquileres a propietarios».

Retraso de las autorizaciones administrativas

Pazo Paniagua ha criticado que las autorizaciones administrativas de los parques eólicos tardan actualmente «entre cuatro y diez años» en concederse. Esto supone que «cuando se autoriza un parque de acuerdo a la tecnología existente en ese momento concreto, a los cuatro o cinco años ha cambiado y no se puede poner ese aerogenerador».

Por este motivo el presidente de EGA  ha insistido en demandar «estabilidad reguladora y seguridad jurídica» para poder atraer inversores hacia «entornos de confianza», así como para los funcionarios que firman las autorizaciones.

Además, Pazo Paniagua también ha querido poner en valor que en los municipios en los que se han instalado parques eólicos -más de un centenar-, «la pérdida de población es un 26% menor que donde no se asientan los parques».

El papel de la eólica en el PIB gallego

Este martes, EGA ha presentado un informe sobre el impacto económico y social del sector en Galicia en el 2020, elaborado por la consultora Deloitte, que concluye que debido a «la situación de parada» que aseguran vive el sector -en enero la Xunta decretó una moratoria de 18 meses para nuevos parques que se prolongará hasta el 30 de junio de 2023- se pierden unos 1.600 empleos derivados de la nueva construcción de parques.

Hasta el momento, aseguran que la actividad del sector eólico en la comunidad ha generado empleo para 5.436 profesionales. Además, el informe destaca que la eólica contribuye al PIB gallego «con 489 millones de euros, lo que supone el 0,84% del PIB de Galicia».

Uno de los autores del informe, Enrique Doheijo, ha detallado que el sector paga impuestos por valor de 106,4 millones de euros, de los cuales «42,2 millones de euros recalan en la Xunta y en los ayuntamientos gallegos».

Por otro lado, ha destacado también el «beneficio medioambiental» de la eólica, ya que ha asegurado que «no hay gases de efecto invernadero y se ahorran 5,2 millones de toneladas de CO2».

Manifestación del 5J

Asimismo, la Asociación Eólica de Galicia se muestra «sorprendida» por la manifestación celebrada en Santiago de Compostela el pasado 5 de junio -Día del Medio Ambiente- convocada por la plataforma ‘Eólica Así Non’, que agrupa a más de 200 colectivos, que reivindicaba una «alternativa energética» a los eólicos «justa y sostenible».

EGA ve «inaudito» que en una fecha señalada como el Día del Medio Ambiente «la única movilización en Galicia fuese en contra de una energía «renovable, verde y limpia». «Nos sorprende que en el Día del Medio Ambiente el principal problema de Galicia sean las energías renovables y la energía eólica», ha criticado.

En esta misma línea, Pazo Paniagua ha señalado que «siempre» han dicho que en los ayuntamientos en los que no quieran un parque eólico «no se van a realizar» y, por eso, ha añadido, no comprenden «la conflictividad que en estos momentos existe sobre las energías renovables en Galicia y, en concreto, sobre la energía eólica».

Así, ha instado a «ciertos partidos políticos que están todo el día oponiéndose a la energía eólica» a que se pronuncien y expliquen una alternativa energética. «Si queremos tener industrias con energía barata tenemos que producir esa energía, y la forma de producirla es la eólica», ha sentenciado.