El euríbor sube pero las hipotecas bajan

Nueva tendencia en hipotecas: el euríbor sube pero el crédito baja

stop

El euríbor encadena dos meses subiendo pero las hipotecas que se revisen bajarán más de 150 euros. Para las nuevas, la tendencia es distinta

Barcelona, 02 de noviembre de 2019 (11:53 CET)

El euríbor sube pero las hipotecas bajan. Estos dos conceptos, euríbor e hipotecas, suelen ir ligados, pero en ocasiones se produce la tendencia contraria. Es transitoria, pero es lo que está pasando en los últimos dos meses y puede suceder algunos más si la evolución de los intereses no se frena. Pero de momento, son buenas noticias para los hipotecados pues pagarán unos 150 euros menos el próximo año.

El índice hipotecario de referencia terminó octubre al alza. A falta de confirmación oficial por parte del Banco de España, cerró el mes en el -0,306%. Es decir, 33 puntos básicos más que en septiembre, cuando el euríbor rompió seis meses de bajadas y repuntó. Entonces, ¿por qué bajan las hipotecas?

En efecto en los préstamos existentes hay que mirarlo en términos interanuales, es decir, comparando el euríbor del mes —en este caso octubre— con el del mismo mes del año pasado. La razón es que las hipotecas referenciadas a este índice —más del 70% de las hipotecas vigentes— se revisan una vez al año, siempre el mismo mes. En algunos casos se hace cada seis meses, pero la gran mayoría son de revisión anual.

El euríbor en octubre de 2018 era de -0,154%. En esa época estaba subiendo ante la expectativa de subidas de tipos de interés del BCE en 2019. A principios de año, Mario Draghi, ya ex presidente del Banco Central Europeo, enfrió estas expectativas y habló de 2020, lo que provocó una nueva bajada de los tipos. El cambio al frente del BCE ha frenado la bajada y ha propiciado ligeras subidas en septiembre y octubre.

Hipotecas con ahorros de más de 150 euros

La remontada del euríbor proporcionará a los hipotecados cuyo crédito sea revisado ahora ahorros de más de 150 euros el próximo año. Para una hipoteca de 150.000 euros a 20 años, una familia española con un préstamo a euríbor más un punto pasará de pagar 679 euros al mes a 669 euros, por lo que su cuota mensual se abaratará 10 euros y en el año se ahorrará 120 euros.

Para un crédito en las mismas condiciones para 200.000 euros, la cuota mensual bajará de 906 a 893 euros. El ahorro en este caso será de 13 euros, por lo que al final de año ascenderá a 156 euros. Se trata de dos simulaciones tipo; existen tantas opciones como casos reales, pero en todos el hipotecado saldrá ganando si le toca revisión con el euríbor de octubre. Para los que tienen revisión semestral, el ahorro es todavía superior.

¿Qué pasa con las nuevas hipotecas?

Este fenómeno se produce en las hipotecas existentes, pero no en las nuevas. Para empezar, cuatro de cada diez nuevos préstamos para la compra de un piso o una casa ya no utiliza euríbor. Son hipotecas a tipo fijo y los intereses dependen de muchos factores: desde la oferta del momento al interés que tenga la entidad en colocar este tipo de préstamos huyendo de las hipotecas variables.

En cualquier caso, la guerra que brindan algunos bancos, entre ellos los grandes —el Santander, Caixabank, BBVA y el Sabadell—, por el tipo fijo beneficia a las personas y familias interesadas en comprar una vivienda y optar por este tipo de crédito. Al inicio, las hipotecas fijas son más caras que las variables, pero a largo plazo se espera que el euríbor suba y las hipotecas fijas salgan a cuenta. La clave para elegir es adivinar si a medio plazo el índice seguirá congelado o ya habrá subido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad