La torre Glòries es un activo icónico de Barcelona. EFE/Alberto Estevez

Merlin responde a Warren Buffet: la torre Glòries no se vende

stop

La socimi que lidera Ismael Clemente rechaza deshacerse de un edificio que adquirió por 142 millones y en el que lleva 15 millones invertidos en reformas

Barcelona, 06 de febrero de 2019 (12:27 CET)

La supuesta venta de la torre Agbar, ahora llamada torre Glòries, no duró ni 24 horas. Si este lunes Efe informó de que el fondo Berkshire Hathaway, propiedad de Warren Buffet, estaba interesado en hacerse con el inmueble barcelonés por 150 millones, Merlin Properties, propietaria del inmueble, salió al quite rápidamente: “La torre no se vende, y menos por este precio”, dijo un portavoz de la empresa a Economía Digital.

Los 150 millones que presuntamente ofrece el multimillonario estadounidense en colaboración con el polémico Alessandro Proto, empresario conocido por sus múltiples mentiras, no compensarían el desembolso realizado por la socimi que lidera Ismael Clemente. En enero de 2017, la cotizada la adquirió por 142 millones y en dos años lleva invertidos 15 millones de euros en reformas.

Ahora, el edificio ya está ocupado al 80% y, tras los fallidos intentos de erigir un hotel, alberga las oficinas de empresas como a Competence Call Center, una subcontrata de Facebook para la detección de noticias falsas; Oracle y la empresa de software Dynatrace.

Además, las socimis deben mantener los inmuebles durante tres años en sus balances con tal de poderse acoger a los beneficios fiscales que tienen este tipo de sociedades. Por tanto, hasta 2020 no se abriría la ventana para desprenderse de la torre.

Los promotores de la presunta compra llevan a la espalda un largo historial de falsedades

Con todo, la operación tiene poca credibilidad, más teniendo en cuenta los antecedentes de Alessandro Proto. Desde 2015 utiliza el nombre de Buffet, cuando anunció la compra de la isla de Santo Tomás, en Grecia. “Es un completo invento, hasta que me llegaron esas notas de prensa, nunca había oído hablar de Proto”, contestó el inversor.

En España ganó popularidad cuando en 2016 aseguró haber comprado un hotel en Mónaco con Cristiano Ronaldo por 140 millones de dólares (122 millones de euros al cambio actual). Más tarde, afirmó haber adquirido también una favela en Brasil y un apartamento en la Trump Tower de Nueva York.

Todo falso: “El nombre Cristiano lleva siendo utilizado desde hace tiempo por una empresa cuyas informaciones le han supuesto condenas de cárcel por parte de la justicia italiana”, desmintió un portavoz del futbolista portugués.

Lo que Merlin sí vende

A pesar del portazo, Merlin Properties sí tiene activos en venta para 2019. Fernando Ramírez, director de relación con inversores de la socimi, explica que la compañía está interesada en deshacerse de los activos de oficinas que tiene en las afueras de Barcelona y, especialmente, Madrid. Por ello, fuentes del sector explican que la empresa busca alrededor de 300 millones de euros a través de una cartera de activos ubicada principalmente en la capital, para lo que ya habría contactado a varias consultoras inmobiliarias.

También están en el mercado los centros comerciales que ni son céntricos ni son excesivamente grandes; "aproximadamente el 15% de la cartera", detalla.

Hemeroteca

Merlin Properties
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad