El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), junto a la portavoz de la Ejecutiva, Inés Arrimadas. Ahora deben decidir sus alianzas en la Diputación de Barcelona. /EFE

¿Qué hará Albert Rivera en la Diputación de Barcelona?

stop

Ciudadanos tiene la llave en la Diputación de Barcelona: sus cuatro representantes son cruciales para que PSC y los 'comunes' puedan dominar la corporación

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), junto a la portavoz de la Ejecutiva, Inés Arrimadas. Ahora deben decidir sus alianzas en la Diputación de Barcelona. /EFE

Barcelona, 18 de junio de 2019 (04:55 CET)

La lógica que ha seguido Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona podría afectar a la Diputación de Barcelona. Sus cuatro representantes pueden impedir la presidencia a los independentistas y servirla en bandeja a un socialista, si el PSC cierra un acuerdo con los comunes de Ada Colau.  Pero Ciudadanos también podría oponerse para cerrar el paso al "populismo" de los comunes.

Este es el dilema del líder de Ciudadanos, Albert Rivera: si quiere impedir que los independentistas presidan la Diputación de Barcelona deberá apoyar un acuerdo entre el PSC y los comuns, el mismo que se cerró en el Ayuntamiento de Barcelona y que ha provocado su ruptura con Manuel Valls.

PSC y ERC tienen 16 representantes cada uno en el pleno de la Diputación de Barcelona, donde la mayoría se sitúa en 26. Es decir, unos y otros están a 10 diputados de la mayoría absoluta. Si ningún candidato la alcanza, se impondrá quien tenga más apoyos.

El bloque independentista (16 de ERC y 7 de Junts per Catalunya) suma 23 diputados. Por su parte, los 16 diputados del PSC y los cinco de los cumuns, se quedan en 21, pero podrían superar a los independentistas con el apoyo de Ciudadanos. Los otros grupos representados son el PP, con 2, y la candidatura independiente que lideró Jordi Ballart (ex del PSC) en Terrassa.

Colau niega contrapartidas con el PSC

Fuentes de estas formaciones apuntan que no hay ningún pacto cerrado. Cuando se le preguntó la semana pasada a Ada Colau por una contrapartida en la Diputación a cambio del apoyo del PSC para retener la alcaldía, aseguró que “Barcelona no es moneda de cambio”. Insistió en que en las negociaciones por el gobierno de Barcelona no se incluyó a la Diputación.

Ciudadanos no ha decidido todavía sus representantes en la Diputación. Tampoco si incluirá a un representante del sector escindido de Manuel Valls.

La Diputación de Barcelona maneja este año 995 millones de euros. Es la tercera administración pública catalana con mayor presupuesto, solo superada por la Generalitat y el Ayuntamiento barcelonés. Además, es la diputación española de régimen común con más ingresos.

En la actualidad, la corporación está presidida por Marc Castells (Junts per Catalunya) con el apoyo de ERC. Los republicanos plantean ahora que su socio les ceda la presidencia, pero están a expensas de lo que hagan los comuns y Ciudadanos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad