La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas (c), junto al líder de Cs en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (detrás), y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (i), hace declaraciones antes de participar en la manifestación del Orgullo 2019. /J.J. G

Arrimadas acusa a Marlaska de manipular un informe policial contra Cs

stop

Cs exige la comparecencia urgente del ministro de Interior por el informe policial que rebaja las agresiones a sus dirigentes durante la marcha LGTBI

Economía Digital

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas (c), junto al líder de Cs en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (detrás), y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (i), hace declaraciones antes de participar en la manifestación del Orgullo 2019. /J.J. G

Barcelona, 17 de diciembre de 2019 (17:00 CET)

Ciudadanos solicitará la comparecencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Congreso de los Diputados para que dé explicaciones sobre la supuesta manipulación de un informe policial que rebaja los ataques sufridos por dirigentes del partido naranja durante la marcha del orgullo LGTBI del pasado julio en Madrid.

Una de las agredidas, a las que se insultó y se lanzó objetos, fue Inés Arrimadas. Precisamente, la actual líder de Cs confirmó este martes a RNE que entrarán una solicitud en el Congreso para que el ministro de Interior comparezca en trámite de urgencia. Arrimadas se refirió al polémico atestado policial como “informe Marlaska”.

Según avanzó El Confidencial, el Ministerio de Interior fabricó este informe policial con el objetivo de ocultar las coacciones a dirigentes de Ciudadanos en la marcha LGTBI de Madrid del pasado 6 de julio.

Este atestado, sin firma ni membrete, concluye que “no hay constancia de que se hayan producido agresiones físicas”. Indica que lo que los dirigentes de Cs denominaron “agresiones” consistió en lanzamiento de agua –añaden que tal acción “fue constante en toda la celebración entre los asistentes para paliar el calor”­­-, increpaciones, insultos, consignas políticas y “algún lanzamiento aislado de algún objeto no peligroso y, efectuado, no entre los manifestantes, sino entre el público asistente”.

El atestado responsabiliza a los dirigentes de Ciudadanos de estas acciones porque “no siguieron en ningún momento las instrucciones policiales, ni sus consejos”. Añade que la comitiva naranja “provocó la entrada de la Policía Municipal haciendo uso de privilegios de seguridad como concejales”.

Dos días después de la marcha LGTB, ante las protestas de Ciudadanos, este informe de seis páginas se filtró a diversos medios de comunicación. En opinión del partido naranja, se trata de un informe “fabricado” para rebajar lo que sucedió. Sin embargo, existe otro informe policial que se aportó a la Fiscalía y que confirma las agresiones a los miembros de Ciudadanos.

Dos informes distintos

A diferencia del informe filtrado a la prensa, este segundo está elaborado por los agentes de la Policía Nacional que participaron en el dispositivo de protección de los miembros de Ciudadanos.

Fuentes próximas a estos agentes señalaron a El Confidencial que se vieron obligados a pedir refuerzos en repetidas ocasiones ante el temor de no poder garantizar la seguridad de los cargos del partido. Indican que el número de policías del dispositivo, ocho en total, era insuficiente.

El informe que elaboraron, que está en poder de la Fiscalía de Madrid, detalla las agresiones, insultos y amenazas que se registraron contra los miembros de Cs.

Pese a que la Fiscalía consideró estas acciones como un presunto delito de coacciones, optó por el archivo de las actuaciones porque no se identificó a los autores. Sin embargo, el supuesto informe “cocinado” en Interior identificaba a un militante del PSOE y a dos activistas LGTBI.

En la denuncia que presentaron en su momento ante la Fiscalía General del Estado, Ciudadanos reclamó la identificación de los agresores y que se aportasen las imágenes grabadas por las cámaras de videovigilancia.

Fuentes de Cs apuntaron a Economía Digital que todavía no han decidido si emprenden nuevas medidas legales después de que trascendiera este martes la supuesta manipulación de un informe policial. Recordaron que no es ninguna novedad llamarlo “Informe Marlaska” porque la propia Arrimadas utilizó esta expresión en julio pasado.

Estas fuentes confirman que han tramitado la solicitud de comparecencia urgente del ministro Grande-Marlaska. Exigen que identifique a los autores del informe apócrifo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad