Bustos pasó facturas a la FMC de comidas familiares por valor de 4.000 euros

stop

CASO MERCURIO

Facturas que Manuel Bustos pasó al ente municipal correspondientes a comidas

en Barcelona, 18 de marzo de 2015 (22:46 CET)

Entre el día 22 de Febrero del 2011 y el 22 de Octubre del 2012, el que fuera presidente de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC), el ex alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, pasó al ente municipal facturas correspondientes a 28 comidas familiares que nada tenían que ver con lo político o institucional.

La FMC le pagó en efectivo o en reintegros a su tarjeta de crédito un total de 3.948,76 euros. Así se refleja en un informe policial que obra en las diligencias sumariales del denominado Caso Mercurio, que investiga un juzgado de Sabadell.


Gastos injustificables

"Estos gastos son de difícil justificación y no atienden claramente al protocolo del presidente de la FMC. Se ha verificado que muchos de estos gastos responden a comidas o cenas personales y de compromisos familiares, muchos de ellos, en restaurante de lujo y, en otras ocasiones, en el local de su hermano, el restaurante Migas de Sabadell", recoge el informe policial en su página 97.

El sumario de caso Mercurio señala, además, la factura de una comida por valor de 252 euros pagada por la esposa del ex presidente de la FMC, Montserrat Costa, cuyo importe la entidad municipal retornó a Bustos en metálico. Se trata de una factura del restaurante el Cangrejo Loco de Barcelona, correspondiente a un ágape que se celebró el día 27 de abril del 2012.


La Audiencia le da aire fresco a Bustos

Los Mossos d´Esquadra, la Fiscalía y el juez instructor están convencidos que Manuel Bustos hizo un uso inadecuado de unos fondos que proceden, en un 98%, de aportaciones de administraciones públicas. La sala tercera de la Audiencia de Barcelona, sin embargo, le ha abierto la puerta de salida al ex presidente de la FMC al sentenciar que el ente municipal es un organismo privado. 

Por lo tanto, sus presupuestos no pueden considerarse fondos públicos, lo que lleva a concluir que no se puede hablar de malversación. Un criterio que no comparten ni los Mossos, ni el juez del caso, ni Fiscalía Anticorrupción que ya han anunciado un inminente recurso de casación contra dicha sentencia ante el Tribunal Supremo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad