Oficinas de CureVac en Frankfurt, Alemania. La biofarmacéutica trabaja en una vacuna contra el coronavirus | EFE/EPA/AB

Coronavirus: Alemania descarta una vacuna rápida

stop

CureVac, una de las farmacéuticas con más posibilidades de curar el coronavirus, dice que la vacuna podría estar disponible en un año

Alessandro Solís

Economía Digital

Oficinas de CureVac en Frankfurt, Alemania. La biofarmacéutica trabaja en una vacuna contra el coronavirus | EFE/EPA/AB

Barcelona, 24 de marzo de 2020 (22:19 CET)

La prensa alemana se conmocionó este pasado fin de semana cuando el multimillonario Dietmar Hopp, principal accionista de la biofarmacéutica CureVac, aseguró en una entrevista con el Frankfurter Allgemeine que la vacuna contra el nuevo coronavirus podría estar lista en otoño de 2020, si todo sale conforme al plan. No obstante, este martes, el director gerente de Dievini, la compañía de Hopp, ha tenido que matizar que es imposible dar una fecha concreta de cuándo llegará la cura del Covid-19, aunque ha avanzado que las pruebas en Alemania comenzarán "muy pronto".

En entrevista con DW, el bioquímico Friedrich von Bohlen, miembro del consejo de supervisión de CureVac, ha explicado que esperan desarrollar una vacuna utilizando ARNm (ácido ribonucleico mensajero) como fuente de información, y que "en breve podremos lanzar pruebas clínicas". "Creo que es una muy buena clase de sustancias para obtener una vacuna", ha precisado, señalando que la empresa desarrolló una cura contra la rabia utilizando ARNm con la que fue posible proteger completamente a las personas con solo un microgramo. "El ARNm tiene una gran ventaja", dijo.

El bioquímico no ha sido tan arriesgado como Hopp, que en su entrevista del domingo literalmente dijo que, "si todo va bien, la vacuna puede estar disponible en el otoño". Von Bohlen, por su parte, ha señalado que no es "clarividente" y que, en realidad, la llegada de la vacuna "depende de muchos factores que están más allá de mi conocimiento". "Cuando se trata de que dicha vacuna sea aprobada para ser utilizada en seres humanos, es probable que estemos hablando de un año, más o menos", ha añadido, en un intento por calmar los ánimos que izó Hopp el fin de semana.

"El gran imponderable en este momento es que nadie sabe exactamente qué grado de protección inmunitaria requieren las personas para prevenir una infección [de coronavirus]. Simplemente no puede predecir, ni se puede probar en humanos de manera incontrolada. Ahí es donde entran los reguladores para supervisar el proceso paso a paso. Eso es crucial, ya que también se desea proteger a las personas de prueba. Por lo tanto, toma algún tiempo obtener el conocimiento requerido, y puede acelerar este proceso solo de manera limitada", ha apostillado Von Bohlen.

Confusión sobre la vacuna

El pasado 17 de marzo, la Comisión Europea ofreció a CureVac "una ayuda financiera de hasta 80 millones de euros" para "aumentar el desarrollo y la producción de una vacuna contra el coronavirus en Europa". "Estamos decididos a proporcionar a CureVac la financiación que necesita para intensificar rápidamente el desarrollo y la producción de una vacuna contra el coronavirus", dijo entonces la presidenta del Ejecutivo europeo, Ursula von der Leyen, añadiendo que "sus vacunas beneficiarán a todos, tanto en Europa como en el resto del mundo".

CureVac se convirtió en el centro de una polémica en las pasadas semanas, cuando distintos medios de comunicación aseguraron que el presidente estadounidense Donald Trump había ofrecido una gran cantidad de dinero a cambio de obtener los derechos exclusivos de una vacuna. Incluso Angela Merkel se hizo eco de la noticia, pero la farmacéutica lo ha negado en no pocas ocasiones, asegurando que responde a un ejercicio de desinformación y que ningún gobierno le ha ofrecido fondos para hacerse con la vacuna de forma exclusiva, aunque Dietmar Hopp dice que es cierto.

Hay mucha confusión al respecto del presunto ofrecimiento de Trump, quien se reunión con miembros de CureVac antes de que trascendieran las noticias. Y también ha habido mucha confusión respecto de las declaraciones de Hopp sobre una vacuna que estará disponible en otoño, al punto en que la misma Von der Leyen se hizo eco de esta posibilidad y Agencia Europea del Medicamento tuvo que matizar que no será el caso y que se siguen manejando los mismos plazos de entre 12 y 18 meses para que la vacuna esté disponible para la población general.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad