Varios operarios preparan alimentos para distribuirlos entre los residentes de Wuhan (China), epicentro y origen del coronavirus / EFE

El coronavirus no se transmitió a humanos en el mercado de Wuhan

stop

Los expertos piensan que el nuevo coronavirus se originó en murciélagos y que después saltó de estos a los humanos a través de una especie intermediaria

Business Insider España

Varios operarios preparan alimentos para distribuirlos entre los residentes de Wuhan (China), epicentro y origen del coronavirus / EFE

Madrid, 30 de mayo de 2020 (09:00 CET)

Los expertos aún no saben de dónde vino el nuevo coronavirus. La evidencia genética ha confirmado que el virus se originó en murciélagos chinos antes de dar el salto a los humanos a través de un huésped animal intermediario. Pero dónde y cómo sucedió ese traspaso por primera vez aún está en el debate.

Inicialmente, las autoridades de Wuhan, en China, informaron que los primeros casos del virus surgieron en el mercado local de mariscos de Huanan. Pero tras una investigación de los animales vendidos allí, el CDC del país ha afirmado esta semana que descartan este lugar como el punto de origen del brote.

Según The Wall Street Journal, Gao Fu, director del CDC chino, comentó a los medios estatales: "Ahora resulta que el mercado es una de las víctimas". Las muestras recolectadas de animales que se encontraban en el mercado dieron negativo en el nuevo coronavirus, lo que sugiere que no pudieron haber infectado a los compradores.

Los casos vinculados al mercado de animales no fueron los primeros en China

Las autoridades de Wuhan informaron por primera vez a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre una enfermedad desconocida similar a una neumónia, que después sería identificada como el nuevo coronavirus, el 31 de diciembre.

La mayoría de los 41 casos iniciales estaban relacionados con el mercado callejero de animales, cerrado el 1 de enero. Dado que el brote de SARS en 2002 y 2003 comenzó en un lugar similar en Guangdong, en China, el mercado húmedo parecía un origen lógico. (El coronavirus del SARS saltó de murciélagos a gatos civetas y de esta especie a personas).

Pero ninguno de los animales en el mercado dio positivo por el virus, reveló a Live Science Colin Carlson, zoólogo de la Universidad de Georgetown (EEUU). Si nunca se infectaron, no podían ser el anfitrión intermediario que facilitó la propagación.

Un grupo de científicos respalda la conclusión del CDC chino de que los orígenes del brote no estaban relacionados con el mercado. El virus parece haber estado circulando en Wuhan antes de que se reportaran esos 41 casos: la investigación publicada en enero mostró que la primera persona que dio positivo por el coronavirus probablemente estuvo expuesta a él el 1 de diciembre, y después mostró síntomas el 8 de diciembre. El estudio también encontró que 13 de los 41 casos originales no mostraban ningún vínculo con este mercado.

De manera similar, un estudio publicado en abril sugirió que el coronavirus ya se había establecido, comenzando a propagarse en la comunidad de Wuhan a principios de enero.

La identidad del "paciente cero" no ha sido confirmada, pero podría haber sido un hombre de 55 años de la provincia china de Hubei, infectado el 17 de noviembre, según el medio South China Morning Post (SCMP), basándose en unos documentos del gobierno a los que tuvo acceso.

El mercado callejero de animales podría haber generado una propagación masiva

Carlson contó a Live Science que el mercado callejero de Wuhan podría haber sido el lugar en el que se dio una súper propagación temprana —un suceso en el que una persona enferma infecta a un número atípicamente elevado de personas.

Otros lugares de gran propagación a lo largo del mundo podrían haber generado grupos de infecciones que brotaron casi de la noche a la mañana. En Daegu (Corea del Sur), por ejemplo, un feligrés llegó a infectar hasta 43 personas.

Estas ocasiones no involucran necesariamente a una persona más contagiosa que el resto o que arroje más partículas virales. Más bien, la persona infectada tiene acceso a un mayor número de gente en espacios que facilitan la infección. Un mercado en el que los compradores interactúan entre sí y con los vendedores en sitios cerrados es uno de esos lugares que conlleva mayor riesgo.

El coronavirus probablemente tampoco se generó en un laboratorio

Las preguntas persistentes sobre el origen de la pandemia han dado lugar a una serie de teorías sin fundamento. Una de ellas sugiere que el coronavirus puede haberse filtrado accidentalmente de un laboratorio local, el Instituto de Virología de Wuhan (WIV), en el que los científicos estaban investigando los coronavirus.

Pero tanto los investigadores chinos como los estadounidenses han asegurado que no hay evidencia para apoyar esta teoría. El laboratorio de alta seguridad afirma que no cuenta con un registro del genoma del nuevo coronavirus, y sigue estrictas medidas de seguridad.

El director de la WIV, Wang Yanyi, dijo a la Televisión Central de China el fin de semana pasado que el nuevo coronavirus es genéticamente diferente de cualquier tipo de virus vivo que se haya estudiado en el instituto.

Antes de eso, la viróloga de WIV Shi Zhengli —que recolecta, toma muestras y estudia coronavirus en murciélagos chinos— le dijo a Scientific American que hizo una referencia cruzada del genoma del nuevo coronavirus con la información genética de otros coronavirus de murciélago que su equipo había recolectado. No encontraron una coincidencia.

"Eso realmente me quitó un peso de encima", dijo Shi en marzo. Además, añadió: "No había dormido en días".

Noticia original: Business Insider

Autor: Aylin Woodward


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad