El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado, en una entrevista concedida a Efe, que el empleo volverá a mejorar en noviembre./ EFE

Escrivá se enfrenta a Podemos por la regulación del traslado de migrantes

stop

Según datos del Ministerio de Inclusión y S. Social, todavía siguen unos 4.000 inmigrantes alojados en hoteles a la espera de la decisión del Gobierno.

Nuria Val

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado, en una entrevista concedida a Efe, que el empleo volverá a mejorar en noviembre./ EFE

Madrid, 19 de noviembre de 2020 (19:37 CET)

La crisis migratoria vuelve a originar choques entre los dos partidos que conforman el Gobierno, PSOE y Unidas Podemos

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, defiende ahora la regulación de los desplazamientos de los menores y adultos llegados en situación irregular estos días a Canarias frente a los dirigentes de Podemos, que solicitan su acogida y no ven "la necesidad de crear ningún registro"

Escrivá sostiene que se debería de establecer un registro sobre las derivaciones de migrantes a la Península, en la medida que fuera posible y también hacia otros países de la UE, ante la llegada masiva de pateras a las islas desde hace dos semanas.

Las fuentes consultadas apuntan a que Escrivá "lleva meses defendiendo este criterio" contrario al de sus compañeros que forman parte del Consejo de Ministros. 

Sin embargo y según ha podido saber Economía Digital, no todos los ministerios clave piensan igual. Por otra parte se encuentran Interior y Defensa que se amparan en las recomendaciones de la Comisión Europea para señalar que si los derivan a la Península se podría producir un "efecto llamada" y se evitará de cualquier manera estas derivaciones. 

Escrivá advirtió a Marlaska sobre el alojamiento

Escrivá también advirtió al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que el alojamiento en hoteles de algunos inmigrantes llegados a Canarias desde hace dos semanas en situación irregular traería problemas a la Administración Central, como así ha sido. 

La Federación de Empresarios de la Hostelería y el Turismo de Las Palmas reclama al Ejecutivo que desaloje a los inmigrantes de estos establecimientos para recuperar el turismo en la zona. 

Tal y como ha podido saber Economía Digital, Escrivá planteó estos alojamientos a Marlaska, en un primer momento y a través de su Secretaría de Estado de Migraciones, para cubrir "un problema temporal", señalan las fuentes consultadas, ante la llegada masiva de pateras durante dos fines de semana consecutivos. 

Fuentes del Ministerio insisten en que "fue para cubrir un problema puntual" y advirtieron a Interior que podría traerle malas consecuencias si estas estancias se prolongaban en el tiempo.

Primero por el elevado coste que ello supone al Estado, por las protestas de los vecinos de la zona y por la desesperación de los hoteleros al verse sin turismo. Las tres se han cumplido en apenas dos semanas. 

Las promesas del Gobierno no llegan

Según datos de la Secretaría de Estado de Migraciones, todavía siguen alojados en hoteles y apartamentos unos 4.000 migrantes ante el colapso del campamento puesto por el Gobierno en el muelle de Arguineguín.

Algunos de ellos en bungalows situados en Maspalomas; otros en el Hotel Waikiki, al sur de la isla, mientras la presión migratoria sigue desbordando el muelle de Arguineguín. 

Los hoteleros canarios volvieron a poner a disposición de la Delegación del Gobierno sus establecimientos, como ya hicieron este verano, para solucionar el problema de la crisis migratoria, pero observan con crudeza que no llegan los medios que anuncia el Ejecutivo para paliar el problema.

Los empresarios proponen fletar vuelos a la Península para acoger a los migrantes. Una solución que defiende Podemos y que no ha gustado a Interior ni a la Comisión Europea, que ya ha advertido de un posible  'efecto llamada' si se recurría a esa vía. 

La federación de empresarios y los sindicatos CCOO y UGT han reclamado una "solución digna y definitiva" y no "parches provisionales" para solucionar la crisis migratoria de Canarias.

En un comunicado, los tres agentes piden al Gobierno que habilite las instalaciones públicas necesarias para acoger a los inmigrantes alojados en los establecimientos turísticos.

Asimismo, piden explicaciones sobre por qué se han "suscrito contratos para el alojamiento de los inmigrantes en establecimientos, por duración de un año, cuando, como solución provisional, tal y como se demandó en su día, no debieron de ir más allá del 31 de diciembre de este año". 

Desde el Ejecutivo niegan que se haya llegado tarde aunque por el momento, no se han presentado más propuestas que la cesión de instalaciones militares anunciada por Defensa y la utilización del antiguo polvorín de Barranco Seco. Fuentes gubernamentales añaden que se cederán otros tres espacios para dar cobijo a inmigrantes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad