Un técnico opera con un test de covid-19. / EFE

Sanidad gasta 15 millones más en test pero esconde su precio

stop

El ministro Salvador Illa adjudica la compra de test para la detección de coronavirus por 15 millones pero no especifica la cantidad

Barcelona, 30 de abril de 2020 (11:28 CET)

El Ministerio de Sanidad ha adjudicado un contrato para la compra de test reactivos de detención de SARS-CoV2 por un importe de más de 15 millones de euros, según publica el BOE en la edición de este jueves. Sin embargo, no se concreta el número de test adquiridos, de manera que no se precisa el precio que se ha pagado por cada unidad.

El ministerio de Salvador Illa continúa con el secretismo en las compras de material sanitario. La compra de test de coronavirus ha generado repetidas polémicas, no solo por su fiabilidad sino también por el elevado precio que han abonado a los proveedores. Pese a ello, Sanidad sigue sin precisar los detalles de los contratos.

En realidad, el BOE publica este jueves dos contratos de compra de test calcados, por el mismo precio y al mismo proveedor. Si no se trata de un error, eso supondría que el Ministerio de Sanidad ha adjudicado dos contratos idénticos por un valor conjunto de 30 millones de euros.

La empresa a la que se adjudicó el contrato es Life Technologies, con sede en Alcobendas (Madrid), que es filial de la holandesa Life Technologies Europe BV.

El contrato de 15 millones de euros para proveer de test de covid-19 a la sanidad pública supone cerca de una cuarta parte de sus ventas en 2018, que fueron de 67,5 millones de euros.

Comercializadora madrileña

La comercializadora madrileña Life Technologies fue la única empresa que se presentó al concurso del Ministerio de Sanidad, que se convocó mediante un proceso “negociado sin publicidad acelerado”, según precisa el anuncio del BOE. Lo de acelerado obedece a la situación de “extrema urgencia” a casa de la epidemia de covid-19. En el anuncio ministerial no consta el fabricante del test, solo la intermediaria que los suministrará a la sanidad pública española.

Cuando el Gobierno compró los polémicos test de baja fiabilidad a través de Interpharma, pagó 26 euros por cada unidad, un importe que triplicó los que utilizó posteriormente. Encima, se constato que su fiabilidad era como mucho del 30%.

Al ministro Salvador Illa le han llovido las críticas por la opacidad de las compras sanitarias. En el caso de los test, la compra se ha realizado desde el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, que dirige Alfonso María Jiménez Palacios.

Más adjudicaciones

El BOE publica este jueves otras cuatro compras de material sanitario para la lucha contra el covid-19. Concretamente, un millón de hisopos para la toma de muestras, contrato adjudicado a la comercializadora barcelonesa MJ Steps por 4,3 millones de euros; y otros 700.000 hisopos con medio de transporte, que suministrará la malagueña Value & Bro por 4,23 millones de euros.

La empresa toledana Sanicen suministrará más de 17 millones de guantes de nitrilo para el personal sanitario por un importe de 866.000 euros.

La compañía asiática Hong Kong Travis Asia Limited será la encargada de suministrar mascarillas FFP3, las de máxima protección. Las utilizan los sanitarios en prácticas de riesgo en las que se generan aerosoles.

En el caso del contrato de las mascarillas FFP3, el anuncio del BOE no precisa el número de unidades y, por consiguiente, el precio de cada una.

Todos estos contratos se han adjudicado mediante el proceso “negociado sin publicidad acelerado” a la única empresa que presentó oferta.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad