Asamblea Nacional de Francia, que ha aprobado este martes las medidas para el fin del confinamiento que incluirán 700.000 test para diagnosticar el coronavirus / EFE

Francia ruboriza a Sánchez: 700.000 test semanales para la desescalada

stop

Los franceses realizarán pruebas masivas para controlar posibles brotes e impondrán el uso de mascarilla obligatoria en los transportes públicos

Sergi Ill

Asamblea Nacional de Francia, que ha aprobado este martes las medidas para el fin del confinamiento que incluirán 700.000 test para diagnosticar el coronavirus / EFE

Barcelona, 28 de abril de 2020 (21:59 CET)

Francia ha anunciado su plan del fin del confinamiento el mismo día que lo ha hecho España​, aunque con medidas muy diferentes. El Primer Ministro francés, Edouard Philippe​, realizará 700.000 test a la semana con el objetivo de controlar la evolución de la epidemia, aislar a los casos positivos y "proteger a los más vulnerables" del coronavirus

Philippe obligará a las personas que den positivo a aislarse en sus hogares, lo que hará que el brote se mantenga confinado durante catorce días. Además, el Gobierno pondrá zonas habilitadas para pasar la cuarentena a disposición, como hoteles requisados. El gobierno francés también instalará "brigadas" en cada departamento que identificarán a los contactos e instarán a todos los positivos a aislarse. 

El Ejecutivo francés también se ha comprometido a ofrecer mascarillas, para todos a partir del 11 de mayo, con la astronómica cifra de "casi 100 millones" a la semana. Según publica Le Monde, el Estado asumirá hasta el 50% del coste de las máscaras compradas por las autoridades "dentro del límite de un precio de referencia". También, se apoyará en las regiones para un plan de "apoyo para empresas muy pequeñas y trabajadores por cuenta propia". 

Será posible viajar sin certificado desde el 11 de mayo a una distancia de 100 km de su hogar. Viajar más lejos o salir del departamento o la región solo será posible por "razones de fuerza mayor, familiares o profesionales". Todos los ciudadanos deberán usar mascarillas para usar el transporte público en las tres semanas posteriores a la salida del coronavirus. También, se rebajará la capacidad para que se respete el distanciamiento social en los convoyes. 

A medio gas

Las empresas podrán reabrir a partir de esa fecha, aunque con excepción de los cafés y restaurantes para los cuales el gobierno tomará una decisión a finales de mayo. Los mercados de alimentos también podrán reabrir a menos que "los alcaldes o prefectos sientan que no pueden organizarse en condiciones que les permitan respetar los gestos de barrera y distanciamiento físico". Las regiones podrán mantener cerrados los centros comerciales de más de 40.000m2.

El Gobierno francés también ha limitado las aglomeraciones de gente en la vía pública o lugares privados, puesto que solo podrán estar 10 personas juntas. Los principales museos, cines, salas de conciertos y teatros permanecerán cerrados y eventos de más de 5.000 participantes estarán prohibidos hasta septiembre. Solo podrán abrir las bibliotecas o los pequeños museos porque pueden garantizar con más facilidad las "normas de salud". 

Francia, que optó por mantener abiertos los lugares de culto, asegura que seguirán abiertos aunque le pide a las confesiones religiosas "que no organicen ceremonias antes del 2 de junio". En cuanto a los entierros, estarán limitados a aforos de 20 personas, mientras que los cementerios se reabrirán al público a partir del 11 de mayo. Los ayuntamientos continuarán regulando, excepto en casos de emergencia, el aplazamiento de bodas. 

 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad