El ICS necesita 77 millones de euros para cumplir con el presupuesto de 2011

stop

TIJERETAZO DE LA GENERALITAT

Los portavoces de Metges de Catalunya, CCOO, UGT, SATSE y Catac CTS

19 de octubre de 2011 (14:43 CET)

El Institut Català de la Salut (ICS) necesita 77 millones de euros para cumplir con el primer presupuesto realizado por Artur Mas. “Cuando en mayo lo presentaron todo el mundo sabía que no se podría cumplir”, afirma el portavoz de UGT de la federación de sanidad, Juan Corbacho. Una partida que incluía 13.435,7 millones de euros a repartir entre el ICS, CatSalut y el Icass; 652,1 millones menos que en 2010.

En el último trimestre se hará un esfuerzo para cerrar sin desviaciones. La Generalitat ya ha comunicado sus intenciones a los representantes sindicales: “Que 45 millones los asumamos los trabajadores”, explica Lurdes Alonso, de Metges de Catalunya. Afirman que desde el departamento dirigido por Boi Ruiz les han dado dos opciones a escoger, o recortan la paga extra de diciembre o despiden a 1.500 trabajadores interinos. Un plan que tachan de “chantaje” porque no incluye “ninguna garantía”. Ni de que los recortes terminen aquí ni de que los posibles pactos se trasladen a un acuerdo de Govern.

Por ello, han sacado la artillería pesada y amenazan con una huelga en los CAP y hospitales que dependen del ICS. Se planteará “con todas las precauciones”, según Marcela Boell, de Catac CTS. Si llega a buen puerto, será el primer paro que se haga con el acuerdo de todos los sindicatos del sector: Metges de Catalunya, CCOO, UGT, SATSE y Catac CTS. “Existen motivos suficientes para convocar una huelga desde hace muchos meses, pero valoramos qué puede pasar. Sobre todo con los usuarios”, añade Joan Canals, de CCOO.

Despido de casi 3.000 interinos

Además de los efectos en los bolsillos de médicos y enfermeras, los sindicalistas denuncian que los recortes ya se notan en la calidad del servicio. “A partir de junio los datos asistenciales son caóticos. Esperamos que el Govern los publique antes del 20 N”, asegura Corbacho.

Alonso hace recuento del tijeretazo de Mas en los centros que dependen del ICS: “Han dejado de funcionar el 40% de los quirófanos, 54 puntos de atención nocturna y la plantilla se ha recortado en casi 3.000 personas. Ya sea por despidos o porque no se han renovado las plazas de interinage”.

Una realidad que provoca “un porcentaje de cabreo importante”, dice el portavoz de UGT. De hecho, han convocado una concentración este jueves a las cinco y media delante de la Conselleria de Salut.


Sin diálogo con Boi Ruiz

“No nos reunimos ni negociamos con nadie de la Generalitat desde el pasado tres de octubre” asegura la portavoz del sindicato de enfermeras, SATSE, Sheila Gascón. Casi todos ellos admiten conversaciones informales con la conselleria de Boi Ruiz, pero sin concretar ninguna nueva medida de ajuste. Es más, coinciden en señalar que las relaciones con la Generalitat son tensas.

Las previsiones en las próximas semanas no son muy alentadoras. Temen que Ruiz avance hacia la privatización del ICS, “el único modelo que tenemos de equidad para la sanidad pública”, afirma Corbacho. Su mensaje es claro: “No se puede usar la sanidad para arreglar los números de Economia i Finances”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad