El marido de Arrimadas levanta el vuelo con su propio partido

stop

Entre los impulsores figuran, además de Xavier Cima, los ex diputados Antoni Fernández Teixidó y Roger Montañola, que se definen catalanistas pero no independentistas

Xavier Cima, ex diputado de CDC. / Flickr

Barcelona, 18 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

Están puliendo el manifiesto de un nuevo "espacio político" que se define como liberal, humanista y catalanista, pero no independentista. Y lo presentarán en sociedad la tercera semana de octubre. 

En el grupo impulsor, de unas quince personas, destaca la presencia de los ex diputados de CiU Antoni Fernández Teixidó, Xavier Cima y Roger Montañola. Los dos primeros militaban en Convergència (CDC), pero no han migrado al nuevo Partit Demòcrata Català, mientras que Montañola todavía sigue afiliado en Unió (UDC).

El 80% de sus miembros ha votado a Junts pel Sí

Uno de los promotores asegura que el 80% de los miembros del grupo impulsor, así como de las personas que se están sumando al nuevo proyecto político, votaron en las elecciones catalanas del 27 de septiembre a Junts pel Sí (JxS). No obstante, esta fuente señala que, con posterioridad, se han sentido decepcionados con Artur Mas, con la coalición con ERC, los pactos con la CUP y, especialmente, con la deriva independentista.

Su intención es la de ocupar un "un espacio político" que entienden que en estos momentos ha quedado "huérfano": el de los electores que votaban a la desaparecida CiU, que no se sienten representados por los independentistas de Junts pel Sí y del Partit Demòcrata Català. Tampoco se consideran representados por la extraparlamentaria Unió y rechazan la posibilidad de una futura confluencia.

Todos los miembros del núcleo impulsor se dedican ahora a la empresa privada

En declaraciones a Economía Digital, el ex diputado Roger Montañola subraya que "no somos una agrupación de ex de UDC y de ex de CDC", sino un movimiento "espontáneo" de gente de diversas procedencias que queremos cubrir un espacio político.

En el grupo impulsor no hay ningún cargo político en activo y todos sus miembros se dedican en estos momentos a la empresa privada, aclara Montañola.

Nacen con la intención de participar en las próximas elecciones catalanas

De momento, no se registrarán como partido político, aunque no lo descartan hacerlo más adelante porque tienen la intención de participar en procesos electorales y, concretamente, en las próximos comicios catalanes. Todavía no han decidido si concurrirán con su propia formación, en coalición o brindando un apoyo externo.

Intentan mantener en secreto la marca, el nombre que adoptarán, hasta que se presenten en sociedad en próximo octubre. Desde el grupo impulsor se precisa que no intentan ser un movimiento catch all, como la desaparecida CiU, que atrapaba sensibilidades ideológicas y nacionales muy distintas, sino una formación que se definirá claramente como liberal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad