El PP carga contra el doble rasero de la política sanitaria de Sánchez. En la image, un inmigrante en su llegada a España.

El PP carga contra el doble rasero de Sánchez con la inmigración

stop

El PP critica la política sanitaria de Sánchez que da sanidad gratuita al inmigrante ilegal pero obliga al inmigrante legal a tener seguro privado

David Placer

Economía Digital

El PP carga contra el doble rasero de la política sanitaria de Sánchez. En la image, un inmigrante en su llegada a España.

Madrid, 08 de agosto de 2018 (04:55 CET)

El Partido Popular ha cargado contra la improvisación de Pedro Sánchez en su nueva política migratoria, que ha ocasionado una paradoja sin precedentes en España: mientras que los inmigrantes sin papeles tendrán derecho a todo tipo de servicios sanitarios gratuitos, los inmigrantes en situación regular tendrán que tener un seguro de salud privado para la renovación de su permiso de residencia, tal como destapó Economía Digital el viernes pasado.

La nueva ley de acceso universal al sistema nacional de salud, aprobada por Sánchez el 27 de julio pasado, garantiza a los inmigrantes sin papeles en España la obtención de cualquier servicio sanitario. Pero los inmigrantes que estén tramitado su permiso de residencia regular desde sus países o estén en proceso de renovación en España y no cuenten con trabajo por cuenta ajena deben pagar seguros privados como los de Sanitas o Adeslas, que han diseñado seguros específicos para este público.

Inmigrantes con seguro privado, sin papeles con sanidad pública

El Partido Popular ha asegurado que el agravio comparativo entre los inmigrantes es producto de una política “improvisada” y basada en el “márketing vacío” de Pedro Sánchez. La secretaria de inmigración del comité ejecutivo del PP, Sofía Acedo, ha cargado contra la nueva política migratoria de Sánchez.

Los responsables autonómicos del Partido Popular se han reunido esta semana con representantes del nuevo gobierno para debatir las nuevas políticas migratorias y las consecuencias que tendrán en las arcas de la sanidad pública, que deben gestionar las comunidades autónomas. Pero el sistema de doble rasero, que preocupa a los inmigrantes en situación regular, no será modificado por el nuevo gobierno y ni siquiera ha sido tratado en la mesa sectorial.

“No se puede ser tan incongruente y tan irresponsable con temas tan sensibles como la política inmigratoria. Los gobiernos responsables deben incentivar la inmigración regular desde los países de origen. Parece que el mensaje que queda es que los inmigrantes ilegales pueden tener más beneficios que el resto”, explica Sofía Acedo, que ha gestionado políticas de inmigración en Melilla.

El Gobierno de Mariano Rajoy retiró algunos servicios sanitarios gratuitos a los inmigrantes sin papeles a través de un decreto ley de 2012. Con su aprobación, el ejecutivo anterior también comenzó a exigir el pago de seguros privados a estudiantes, investigadores, residentes con visado no lucrativo e, incluso, a ciudadanos comunitarios sin contrato de trabajo en España. Se trataba de un paquete de medidas para disminuir el gasto sanitario.

Hace una semana, el Gobierno de Pedro Sánchez eliminó la primera decisión, pero ha decidido mantener la segunda, con lo cual buena parte de los inmigrantes legales ahora estarán en desventaja comparativa con respecto a los ilegales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad