Casado insiste en España Suma pese a las resistencias de Ciudadanos

El PP se replantea el futuro de la sede de Génova

stop

Los populares barajan alquilar la sede como fórmula para garantizar la solvencia del partido a largo plazo y descartan su venta

Madrid, 16 de septiembre de 2019 (09:59 CET)

La delicada situación financiera por la que atraviesa el Partido Popular ha provocado la búsqueda de alternativas para incrementar los ingresos. El último movimiento que estarían barajando los populares es poner en alquiler la sede del partido en la calle Génova de Madrid. Aunque la dirección del PP siempre ha afirmado que descarta vender el inmueble, ahora sí maneja la posibilidad de alquilar todo o parte del mismo. 

Según adelanta este lunes El Confidencial, se trataría de una operación financiera que ayudaría a la formación que dirige Pablo Casado a garantizar su solvencia a largo plazo. 

Los resultados de los últimos comicios provocaron que el principal partido de la oposición perdiera un tercio de sus ingresos por subvenciones ordinarias y la plantilla fija baja ya de las 200 personas. Con todo esto, los propios trabajadores aseguran que hay plantas con la mitad de los despachos vacíos; mientras que medios de la dirección admiten que entre la informatización de servicios, como los de archivo, y las salidas de asesores y secretarias de los últimos meses, ya sobra espacio. 

No obstante, cualquier movimiento está a la espera de conocer si hay nuevas elecciones el próximo 10 de noviembre, ya que el equipo de Pablo Casado no quiere tomar una decisión concreta sobre su sede hasta que se despeje si la legislatura arranca, o si tiene que afrontar una nueva campaña electoral.

El emblemático edificio

El número 13 de la calle Génova es un edificio de oficinas, construido en 1974 y reformado por el partido conservador en 2013, con 10.243 metros cuadrados de superficie, que se reparten en nueve plantas sobre rasante y cuatro de garaje. Está ubicado cerca del paseo de la Castellana y de la plaza de Colón, distrito donde están alcanzándose rentas de 35 euros por metro cuadrado al mes.

El Partido Popular adquirió este edificio a Grupo Villar Mir, por 37 millones de euros, en 1983 (entonces, más de 6.000 millones de pesetas), y, actualmente, se calcula que por este edificio podrían pagarse unos 50 millones de euros.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad