stop

El fiscal Emilio Sánchez Ulled reservó las conclusiones de las supuestas mordidas por la adjudicación de obra pública para la sesión de este martes

29 de mayo de 2017 (20:21 CET)

El fiscal Emilio Sánchez Ulled se ha reservado lo mejor de su alegato final. Si en la sesión de este lunes se centró en el expolio perpetrado por Fèlix Millet y Jordi Montull, este martes se extenderá sobre la financiación ilegal de Convergència (CDC) a través del Palau de la Música. Si el lunes fue duro, el martes lo será aún más.

La presidenta del tribunal, Montserrat Comas, suspendió la presentación de las conclusiones del fiscal cuando éste se disponía a detallar como CDC cobró comisiones de Ferrovial por la adjudicación de obra pública. En este operativo Millet actuó de intermediario. Uno de los letrados apunta que Sánchez Ulled dejó a propósito la trama convergente, para desgranarla en otra sesión y darle mayor realce.

Más pena para el extesorero

Se le ha llamado caso Palau, o caso Millet, cuando le sería más apropiado caso Convergència. Millet y Montull confesaron sus delitos, al menos en parte, pero ni el extesorero convergente Daniel Osàcar ni su partido han asumido los delitos que les imputa la Fiscalía Anticorrupción. Todo lo contrario. El fiscal ha rebajado las penas solicitadas paa Millet, Montull y, especialmente, para Gemma Montull, pero ha incrementado hasta ocho años de cárcel la que pide para Osàcar.

Este lunes, el fiscal ha desnudado las vergüenzas de la clase política catalana. Ha subrayado que el saqueo del Palau de la Música fue posible por la existencia de un “círculo sociopolítico” determinado, dentro de una “dinámica complaciente” que permitió dicho expolio. “La bandera justifica casi cualquier atropello a la cartera", ha sentenciado el fiscal. Cifró en 22,7 millones de euros el expolio del Palau de la Música por parte de Millet y Montull.

Caso Palau: el fiscal Emilio Sánchez Ulled apunta tanto a CDC como a su heredera, el Pdecat

En la sesión de este martes se referirá a las supuestas mordidas que se llevaron los convergentes. En las conclusiones provisionales, el fiscal precisaba que se debe considerar a Convergència o al partido heredero como responsable subsidiario a título lucrativo. Esta formación heredera no es otra que el Pdecat, que también tiene como presidente a Artur Mas

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad