Román Escolano, ministro de Economía. se atasca con la venta de Bankia. EFE

Escolano mete prisa a la tasa Google que pagará las pensiones

stop

El ministro de economía, Román Escolano, quiere que el impuesto a las tecnológicas como Google se ponga en marcha "cuanto antes"

Barcelona, 28 de abril de 2018 (14:33 CET)

El ministro de economía, Román Escolano, reclamó el sábado un trámite acelerado para poner en marcha "cuanto antes" el impuesto a las tecnológicas como Google y Apple, con el que el Gobierno procura financiar las pensiones. Su fe es que la tasa entre en vigor en 2019.

Esa fue la información adicional que presentó Escolano acerca del impuesto a las empresas digitales, anunciado el viernes por el titular de hacienda, Cristóbal Montoro. "Nuestra idea es presentarlo cuanto antes y que tenga efectos también en 2019 y sucesivamente", dijo Escolano tras el consejo de ministros de economía y finanzas de la Unión Europea (UE), en Sofía.

"España se suma al grupo de principales países que ya tiene estas nuevas figuras y nos parece importante, en el contexto del debate que estamos teniendo, incorporar a nuestra legislación nacional figuras como las que ayer se anunciaron sin que esto signifique que el debate no tenga que seguir", explicó el ministro de economía.

Países como Italia, Alemania y Francia ya introducieron el impuesto a las tecnológicas, sin acuerdo a nivel europeo

Escolano se refiere a países como Italia, Francia, Alemania y el Reino Unido, que ya han introducido este tipo de impuesto antes de que haya acuerdo a nivel europeo. De hecho, el sábado fue la primera vez que los Veintiocho debatieron a nivel ministerial sobre la propuesta.

El plan es imponer un impuesto del 3% sobre la facturación de ciertos servicios digitales a las tecnológicas que facturen más de 750 millones de euros en todo el mundo y más de 50 millones en la UE. Escolano señaló que la legislación española transcurrirá en paralelo con la europea.

La "nueva fiscalidad" que anunció Montoro el viernes se llevará al Pacto de Toledo y ayudará a financiar la subida de las pensiones que tendrá un coste de 1.500 millones de euros en 2018 y 1.800 millones en 2019. El plan no cambia la senda de reducción del déficit, en el tanto el objetivo de déficit de este año se mantiene en el 2,2% del PIB.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad