Médicos de atención primaria protestaron en noviembre por sus condiciones laborales. /EFE/TONI ALBIR

Los funcionarios de la Generalitat desconvocan la huelga del miércoles

stop

Los sindicatos mayoritarios acuerdan con la Generalitat que devolverá las pagas extra pendientes en cuatro años

Economía Digital

Médicos de atención primaria protestaron en noviembre por sus condiciones laborales. /EFE/TONI ALBIR

Barcelona, 11 de diciembre de 2018 (15:08 CET)

Los sindicatos CCOO, UGT y USOC han desconvocado la huelga de funcionarios de la Generalitat prevista para este miércoles. Estaban llamados a sencundarla 250.000 trabajadores públicos y concertados.

Los sindicatos y el gobierno de Quim Torra llegaron a un acuerdo durante la mañana de este martes para la devolución de las pagas extra de 2013 y 2014. Según este acuerdo de última hora, la Generalitat retornará las pagas pendientes en un plazo de cuatro años, en lugar de los ocho años inicialmente previstos.

A primera hora de este martes, los sindicatos mayoritarios repartieron octavillas informativas en varias estaciones de metro y tren de Barcelona. "Repartimos en metros y estaciones de Barcelona porque mañana (miércoles) hay huelga. Es cierto que el gobierno de la Generalitat se movió algo, pero no es suficiente. Creemos que los trabajadores públicos llevan demasiado tiempo aguantando", indicó el secretario general de UGT Cataluña, Camil Ros.

La Generalitat rectifica

Cuando Ros hizo estas declaraciones todavía no se había cerrado el acuerdo. La Generalitat aceptó completar el pago de las pagas extras pendientes en cuatro años. La propuesta inicial fue desechada. En un principio, se planteó pagar en 2019 un 25 % de la extra de 2013 y abonar el resto en ocho años.

"Es un momento para que los trabajadores públicos defiendan aquello que se les debe. Hacemos un llamamiento a la ciudadanía para decir 'no a los recortes'. Estamos en un momento de crecimiento económico y no se está repartiendo la riqueza ni en los trabajadores públicos ni en el conjunto de la sociedad", recalcó Ros.

El importe de estas pagas pendientes asciende a 1.100 millones de euros. El consejero Jordi Puigneró indicó en noviembre pasado en el en el parlamento catalán que se trata de “una cifra muy alta que obliga a efectuar el retorno en varios años”.

El ejecutivo de Torra ha visto como en las última semanas se han sucedido las huelgas de médicos de atención primaria y centros concertados, maestros y universitarios. La de maestros se suspendió al cabo de cuatro días. La Generalitat también claudicó ante las reivindicaciones de los profesionales de la sanidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad