Gallego: “2014 será un año de conflictividad laboral”

stop

El secretario general de CCOO Catalunya sostiene que la huelga general se tiene que utilizar de manera cuidadosa

Joan Carles Gallego, secretario general de CCOO Catalunya

20 de diciembre de 2013 (15:01 CET)

La conflictividad laboral ha sido la tónica del 2013 en Catalunya. Las tensas negociaciones entre dirección y sindicatos de Nissan, Alstom, Panrico o CatalunyaCaixa son solo algunos de los ejemplos. Y pese a los brotes verdes que se empeñan en resaltar Gobierno y algunos directivos, los sindicatos ponen en entredicho la tan ansiada mejora.

Es el caso del secretario general Comisiones Obreras (CCOO) Catalunya, Joan Carles Gallego, que en su repaso anual con los medios, ha asegurado que “2014 será un año de conflictividad laboral y social” si siguen los recortes de derechos y aumenta la precariedad laboral con convenios a la baja y nuevos expedientes de regulación.

¿Huelga general en 2014?

Gallego no descarta una huelga general en 2014, pero no quiere hacer saltar las alarmas antes de tiempo. “No es el único instrumento que tenemos. Se tiene que utilizar de manera cuidadosa”, ha puntualizado.

El próximo año, se tendrá que negociar los 55 convenios. Pero antes de que acabe el año, otros seis pueden descolgarse, como por ejemplo el del las bebidas refrescantes o el de mercancías y transportes. Este último afecta a unas 33.000 personas.

Pobreza, precariedad y regresión política


A los retos en las negociaciones empresariales se suman los sociales, económicos y políticos. Para Gallego, el año que queda atrás se ha definido por el estancamiento, la precariedad laboral, la regresión política y la pobreza. De hecho, el 30% de la población catalana vive por debajo del umbral de la penuria. Y para los próximos 12 meses no se vislumbra un panorama menos desolador.

La tasa de paro seguirá siendo uno de los principales problemas. CCOO apunta que el aumento de la contratación será fruto de un incremento de la temporalidad y de la pérdida de población activa que, entre otros motivos, abandonan Catalunya para volver a su país de origen. “La contratación neta no la intuimos”, ha sostenido.

Acción sindical

Respecto a la unidad de acción sindical con la que CCOO y Unión General de Trabajadores (UGT) han sumado esfuerzo ante los retos empresariales, Gallego ha reconocido que a nivel general existe, pero que en conflictos puntuales como el de Panrico es mucho más delicado. “Tenemos que buscar un mecanismo para encontrarla para que no sea el empresario el que decide”.

El próximo 22 de enero, el sindicato prevé una jornada de movilizaciones para hacer llegar a trabajadores y ciudadanos en general los retos que se presentarán en las negociaciones colectivas pendientes.

Más transparencia

2014 se presenta frío, a ojos del sindicato. Pero desde CCOO aseguran que seguir trabajando para estar presente en la mayoría de conflicto, evitar “males mayores” y evolucionar hacia una organización más transparente y accesible, incluso para los que no están afiliados. Por ello, el portal de Internet contendrá datos como el número real de afiliados o los presupuestos de la entidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad