Gay de Montellà: “Lo que queremos es que se gobierne, sin convocar elecciones”

stop

El Presidente de la patronal considera que “no sería un drama “ que se prorrogaran los presupuestos

El presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellá - EFE/Albert Olivé

20 de septiembre de 2014 (17:42 CET)

El sector económico está preocupado. La patronal Foment es consciente de que el Govern de Artur Mas podría verse bloqueado en muy pocas semanas. Si la consulta soberanista del 9 de noviembre no se puede celebrar, Mas deberá decidir una respuesta, que, como él mismo ha sugerido, podría pasar por unas elecciones anticipadas. Para el presidente de Foment, Joaquim Gay de Montellà, esa decisión no sería la idea. “Preferimos que no haya elecciones”, ha asegurado este sábado, con la idea de que el deseo de los empresarios es que se adopten medidas y se siga al frente. “Lo que quiere Foment es que se gobierne”, ha precisado.

En una entrevista en el programa Converses, de la Cadena Cope, el presidente de la patronal ha considerado que, pese a todo lo que comporta, “no sería un drama” que Mas pudiera prorrogar los presupuestos, de cara a 2015.

Ello querría decir que el líder de CiU está dispuesto a seguir adelante, o, en todo caso, su fuerza política aunque no se pueda convocar la consulta del 9N. Sin el apoyo de Esquerra Republicana, que acabó aprobando las cuentas de 2014, CiU se vería en la necesidad de prorrogar los presupuestos y buscar otros aliados parlamentarios para seguir gobernando.

Pacto institucional

El presidente de Foment ha insistido en su tesis, defendida en diferentes foros en los últimos meses. Esta semana lo hizo en Madrid, cuando reiteró que la cuestión clave en la relación de Cataluña con España es el reconocimiento como nación de Cataluña. Si ello se produjera, el acuerdo político, que Gay de Montellà define como “un pacto institucional”, estaría más cercano.

Gay de Montellà ha insistido en que el Govern “debe gobernar”, que el acento político –la reivindicación sobre la consulta—“ha primado en los últimos años respecto a otras cuestiones también importantes”. Pero el líder empresarial tampoco ha querido hacer de ello “tremendismo”. “No se ha dejado de gobernar, pero se podría haber incidido más en otros asuntos”, afirma.

Tras Escocia, hay que “reflexionar”

En unos días de tensión, y de indefinición, a la espera de las decisiones que tome el Gobierno central respecto a la ley de consultas y el decreto de convocatoria del President Mas, Gay de Montellà entiende que la votación en Escocia, con una derrota de los partidarios de la independencia, debe llevar a “una reflexión”. Sin embargo, el presidente de Foment ha querido mantener toda la prudencia sobre un asunto que afectó de forma directa a la patronal, que rechazó primero, y luego acordó su apoyo al derecho a decidir siempre que fuera en un marco legal.

El líder empresarial ha asegurado que el crecimiento económico se está consolidando, y que los números de las exportaciones “están batiendo todos los récords”. El problema, para Gay de Montellà, es que esas mejoras no se trasladan todavía al conjunto de la sociedad, y que el crecimiento debería ser mayor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad