El primer ministro británico,  Boris Johnson. EFE

Gibraltar respira aliviado tras el golpe a los planes de Johnson

stop

El Peñón se encuentra en periodo electoral y su situación es compleja ante la amenaza de un brexit duro

Madrid, 24 de septiembre de 2019 (18:37 CET)

Gibraltar mira al futuro con algo más de esperanza. La decisión del Tribunal Supremo del Reino Unido de anular el cierre del Parlamento impulsado por el primer ministro, Boris Johnson, abre la puerta a que se pueda alcanzar algún tipo de acuerdo para evitar una salida abrupta de la Unión Europea.

Así, el gobierno de Gibraltar, que al igual que el español se encuentra en funciones, señaló este martes en un comunicado que para Fabián Picardo, ministro principal de Gibraltar, “la sentencia de la presidenta del Tribunal Supremo, Brenda Hale, confirma el principio básico de que el Gobierno y el primer ministro siempre están sujetos al control de los tribunales. En nuestro sistema de derecho y gobierno, ya seas príncipe, primer ministro o mendigo, todos estamos sujetos a la ley".

"Ahora podremos asistir a la reanudación de las deliberaciones sobre todos los aspectos del brexit en el Parlamento británico. Asimismo, este acontecimiento demuestra que las instituciones trabajan con neutralidad —sin miedo ni tratos de favor— a pesar de las profundas y palpables divisiones partidistas y en relación con el brexit”, señaló.

Gibraltar se encuentra en plena campaña electoral, y está previsto que celebre elecciones el próximo 17 de octubre; muy pocas semanas antes de la fecha en la que el Reino Unido debe abandonar la Unión Europea si no se produce una nueva ampliación del plazo.

La situación de Gibraltar es especialmente sensible, por su situación geográfica. El gobierno tuvo que salir a explicar que contaba con planes de contingencia para un brexit duro, tras la publicación de un informe en el que se preveía de largas colas en la frontera e incluso de desabastecimiento de productos básicos, que el gobierno de Gibrartal negó, al asegurar que se habían adoptado medidas de contingencia. 

No obstante, la situación es incierta, y se complica también con la convocatoria de elecciones en España. España ha aprobado una batería de medidas para reaccionar a un brexit duro, y que regula entre otras cosas la situación de los británicos residentes en España, pero es necesario que la situación sea validada también en Reino Unido.

Además, quedaría también por validar, la revisión del acuerdo entre España y Gibraltar, que no habría sido convalidado ni por el Congreso español, ni por el británico todavía.

Hemeroteca

Brexit Internacionales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad